Política monetaria

La Fed cumple los pronósticos y mantiene los tipos en el 2%

La Reserva Federal ha decidido mantener ­tal y como descontaba el mercado- el precio del dinero en Estados Unidos. Desde su reunión de abril, la institución que dirige Bernanke ha puesto fin a las rebajas consecutivas que llevaron el tipo oficial del 5,25% al 2% actual.

La Reserva Federal mantuvo hoy los tipos de interés de referencia en Estados Unidos en el 2% y expresó su preocupación por la inflación y el bajo ritmo de la actividad económica.

El Comité de Mercado Abierto, en su comunicado, reconoció que la "actividad económica se expandió en el segundo trimestre", aunque lo atribuyó en parte al crecimiento del gasto de los consumidores y de las exportaciones.

Pero puntualizó que "los mercados laborales se han debilitado y los mercados financieros continúan bajo tensiones considerables".

La mayoría de los analistas esperaba que la Fed mantuviera esta tarde sin cambios los tipos de interés. Sin embargo, las apuestas de los especuladores apuntan hacia la reunión del 16 de septiembre, donde un 34% espera que el precio oficinal del dinero suba al 2,25%.

Pese al abaratamiento del precio del dinero, la economía estadounidense ha visto cómo se disparaba la inflación, que marcó en junio un incremento interanual del 5%, el más alto desde 1991.

"La disminución de los precios del petróleo en julio, junto con el deterioro sostenido del empleo y las cifras malas en el sector de la vivienda son una combinación que seguramente producirá una declaración más cautelosa de la Reserva mañana", señaló Ashraf Laidi, estratega de mercados de CMC Markets US, en Nueva York.

Por su parte, T.J. Marta, analista financiero en RBC Capital Markets, sostuvo que "los datos sobre inflación son, claramente, para preocuparse".

"La tendencia histórica es que la inflación se acelere en los primeros meses de un período de desaceleración del crecimiento", agregó. "Los datos de junio dan más municiones a los partidarios de una política monetaria restrictiva en el Comité".

El Departamento de Comercio informó ayer de que el índice de precios en gastos de consumo -una medida de la inflación a la cual presta mucha atención la Reserva Federal- subió un 0,8% en junio y ha aumentado un 4,1% en un año, su mayor nivel en 17 años.

Según el Gobierno, el crecimiento económico de EE UU se aceleró de un ritmo anual del 0,6% entre enero y marzo a un 1,9% en el segundo trimestre. Estas cifras, no obstante, están lejos del 4,8% que registró en el segundo y tercer trimestre del año pasado.

"La mayoría de los miembros del Comité de Mercado Abierto está ahora un poco más preocupada por el crecimiento y menos preocupada por la inflación", según Jan Hatzius, economista principal de Goldman Sachs.