EDITORIAL

Las compras de Mittal

La escasez de financiación por la fuerte restricción crediticia no afecta a todos por igual. ArcelorMittal, el gigante siderúrgico con fuerte presencia en España, no para de hacer adquisiciones. Ayer anunció inversiones de 490 millones de euros en Estados Unidos y México, y suma ya desde enero 3.270 millones en una decena de operaciones. El conglomerado siderometalúrgico puede permitirse el lujo de esta carrera por dos motivos: su capacidad generadora de caja gracias a los altos precios del acero y un apalancamiento de 1,2 (sobre Ebitda), lejos del 1,8 que se fijan como tope. La delicada situación económica mundial genera oportunidades de compras corporativas y aquellas empresas que, como ArcelorMittal, sepan y puedan aprovecharlas saldrán reforzadas. Pero la tentación debe ser controlada. Ninguna empresa, por ambiciosa que sea, debe comerse peces que luego no puedan digerir cuando lleguen las vacas flacas al sector.