Fondos

Los 'hedge funds' se salvan

El sector de la inversión alternativa logra una rentabilidad media del 4,1% en 12 meses

La recopilación de datos definitivos para una mayoría de fondos de inversión alternativa a finales de junio permite hacer balance de este difícil primer semestre del año. Esta es una de las particularidades de los llamados fondos hedge, su menor liquidez, que entre otras cosas lleva a un buen número de ellos a calcular su valor liquidativo con periodicidad mensual y con un mes de retraso. Así, en estos días se han publicado varios informes que hacen una revisión de los resultados, incluyendo el informe de Lipper sobre inversión alternativa de periodicidad mensual.

Tratándose de una industria global que no conoce de fronteras, como es el caso con la inversión colectiva tradicional, en particular de los fondos de pensiones, tiene todo el sentido repasar el conjunto de todos los fondos existentes a nivel mundial. Uno de los índices más ampliamente usados, el Credit Suisse/Tremont Hedge Fund USD, nos muestra que la inversión alternativa tuvo una rentabilidad prácticamente nula, muy cercana a cero, en el pasado mes de junio. De esta forma, la rentabilidad acumulada por el índice en el primer semestre del año quedaba en un magro 0,51%, elevándose la ganancia media en los doce últimos meses al 4,1%.

La primera conclusión es que si bien los guarismos son ciertamente modestos y se encuentran lejos de las rentabilidades anuales objetivo medias para este tipo de fondos, cumplen con la máxima de no perder en cualquier circunstancia de mercado, siendo el último año uno de los periodos más difíciles a los que se han enfrentado muchos fondos hedge actualmente existentes. Adicionalmente, los niveles de volatilidad se sitúan cercanos al 6% por término medio y aunque ello representa una subida significativa desde el 4%-5% que históricamente se ha venido registrando, el binomio rentabilidad versus riesgo, verdadero 'mantra' de la gestión alternativa, es claramente positivo cuando se compara a otros tipos de activo.

Por ejemplo, el índice de referencia de bolsa global más usado, el MSCI World, presenta pérdidas superiores al 10% en el último año con una volatilidad del 14%. La renta fija, representada por el índice Lehman Global Aggregate Bond, batiría en términos de rentabilidad riesgo a la inversión alternativa tanto en el semestre como en los doce últimos meses pero para plazos medios y largos la predominancia de los fondos hedge sigue siendo clara.

La representatividad de los índices a veces es puesta en cuestión, en especial en una industria no muy transparente como es la de la inversión alternativa. La metodología pero en especial la cobertura de base de datos es clave para ser capaces de proporcionar un reflejo aproximado del comportamiento del conjunto de fondos hedge. Por ello, Lipper en su informe proporciona regularmente datos de rentabilidad media de los cerca de 7.000 fondos hedge de los que hace seguimiento puntual en su base de datos. En el pasado mes de junio por ejemplo el dato era de un 0,14% negativo, una diferencia de 13 puntos básicos con respecto al índice de Credit Suisse/Tremont.

El aumento de volatilidad es claro en cualquier caso en un buen número de medidas. Algunos ejemplos son el aumento de las diferencias de comportamiento entre las diferentes estrategias de inversión alternativa. En el pasado mes de junio la diferencia entre la estrategia con mejor comportamiento, la 'Dedicated Short Bias', caracterizada por fondos que se sitúan cortos en el mercado de manera permanente y la estrategia con peor comportamiento, Mercados Emergentes, fue superior al 10%. Medidas más técnicas como la dispersión también apuntan a cifras actuales superiores a la media desde el año 1994. Por último, es interesante conocer que la diferencia entre el fondo más rentable y menos rentable se elevó a un 80,62%, poniendo de relieve que a pesar de que muchos de estos fondos hacen un especial esfuerzo en controlar las pérdidas máximas, no deja de tratarse de un producto no apto para cualquier inversor.

El acceso normalmente esta limitado a inversores institucionales o de banca privada. En España la legislación permite al inversor minorista en principio el acceso a fondos que invierten en otros fondos hedge bajo una serie de supuestos. Son los llamados fondos de fondos de inversión libre y que se busca sean la puerta de entrada a la inversión alternativa para un público más amplio de inversores. En España Lipper hace seguimiento ya de 30 de estos fondos aunque un buen número de ellos ni siquiera disfruta todavía de un año de vida. Las rentabilidades medias en el pasado mes de junio, en el primer semestre y en los doce últimos meses fueron de 0,22%, -0,59% y -0,85% respectivamente.

La inmensa mayoría de ellos invierten en otros fondos con estrategias variadas (multiestrategia) y tienen un perfil de volatilidad relativamente reducido. La conclusión es que aunque los datos son todavía escasos, estos apuntan a que habría mucho que mejorar, bien ello sea debido a una estructura de gastos poco favorable y/o a una falta de conocimientos técnicos en la selección de inversiones.

Juan Manuel Vicente. Director de Análisis de Lipper

Análisis. La clave del retorno absoluto

Otra versión, llamada 'light', de los fondos de inversión alternativa son los fondos de inversión tradicionales con estrategias de rentabilidad absoluta.

Este tipo de fondos han proliferado en España y en Europa al calor de una legislación que permite su creación de una manera rápida.

El gráfico central compara la rentabilidad media de estos fondos a través del índice Lipper de referencia con el índice global Credit Suisse/Tremont y los fondos hedge multiestrategia.

La diversidad dentro de los fondos de retorno absoluto es también enorme pero los resultados agregados son bastante favorables.