'Ratings'

Un Estado de EE UU demanda a las agencias de calificación

El Estado de Connecticut presentó ayer una demanda contra las tres grandes agencias de calificación, Moody's, S&P y Fitch, por asignar ratings supuestamente sesgados a la baja a las emisiones de deuda municipal.

El fiscal del Estado de Connecticut (EE UU) Richard Blumenthal ha demandado a las tres grandes firmas de calificación, Moody's, Fitch y Standard & Poor's -a través de su matriz McGraw Hill- por asignar a las emisiones de deuda municipal calificaciones más bajas que las de otra deuda empresarial o estructurada.

Blumenthal acusa a las firmas de calificación de sesgar a la baja las calificaciones para así beneficiar a las empresas de aseguramiento de bonos, que garantizaban las emisiones municipales para poder colocarlas en el mercado. El mes pasado ya apuntó que las agencias daban 'sistemáticamente y de forma intencionada' calificaciones más bajas a las emisiones de los municipios estadounidenses. Además, ha llevado a cabo una investigación sobre prácticas contra la competencia por parte de las tres entidades de aseguramiento de deuda.

Moody's anunció el mes pasado que cambiaría el sistema de rating de la deuda municipal para que estuviese sujeta a la misma escala que se usa para deuda empresarial o soberana. Según Blumenthal, el sistema de calificaciones dual beneficia a las aseguradoras de bonos y a las propias agencias.

Anteriormente, funcionarios de varios estados y reguladores de mercados habían criticado a las agencias de calificación por utilizar este sistema dual de calificación, que eleva los costes del endeudamiento de los bonos municipales, cuya tasas de impago a 10 años era del 0,1% entre 1970 y 2006.

Muchos de estos emisores se veían obligados a contratar garantías crediticias con las aseguradoras de crédito como Ambac o MBIA para tener la calificación de triple A. Las pérdidas sufridas por estas aseguradoras ligadas a la crisis crediticia han influido en la pérdida de calificación, repercutiendo negativamente en los emisores.

Responsables de las tres agencias de calificación han defendido su integridad y han lamentado la iniciativa legislativa de Blumenthal, que convocó una rueda de prensa para presentarla. Las demandas fueron presentadas ayer en la corte superior de Connecticut en Hartford, y busca indemnizaciones por lo que llama prácticas 'injustas e ilegales', según apuntó ante los periodistas.

El resultado de Moody's retrocede el 48%

Moody's, la segunda agencia de calificación crediticia del mundo, obtuvo un 48% menos de beneficio en el segundo trimestre por el descenso de la demanda para calificar la calidad crediticia de bonos hipotecarios y obligaciones con garantía de un fondo de deuda (CDO). El beneficio neto cayó a 135,2 millones de dólares, aunque superó las expectativas de los analistas. Las firmas de calificación están sufriendo el desplome de las ventas de bonos, que a su vez contrajo la demanda de calificaciones crediticias. Los ingresos procedentes de deuda garantizada por hipotecas y de CDO cayeron un 56% en el trimestre. En Moody's, los ingresos totales cayeron un 25%.