æscaron;ltima

La 'Guía Miguelín' de la buena cocina española

El directivo Miguel Casas publica las reseñas de 250 restaurantes que más le han gustado.

La 'Guía Miguelín' de la buena cocina española
La 'Guía Miguelín' de la buena cocina española

Ni cocineros estrella ni diseños de Philippe Starck, tan sólo buena cocina. Comer en un restaurante en España, salir satisfecho, sin que tiemble la Visa y con ganas de volver es posible. Miguel Casas, un profesional de las relaciones comerciales y aficionado a la buena mesa, ha entrado a lo largo de su vida en decenas de ellos y ha salido con esa sensación. Lejos de guardarse la información, ha querido compartirla en una singular guía gastronómica, la Guía Miguelín, cuya pronunciación provoca la sonrisa por su parecido con la de renombre internacional y que se corresponde con el diminutivo de su nombre.

Su afición a la buena mesa viene de 30 años atrás, cuando Miguel Casas promocionaba los usos de la energía eléctrica primero en Hidroeléctrica y más tarde en Iberdrola. Las relaciones comerciales le obligaban a comer fuera de casa. 'Ir a los sitios de renombre era una tontería, yo proponía la tasquita que conocía y la gente salía encantada', recuerda.

A lo largo de este tiempo ha recogido en un cuadernillo los nombres y direcciones de los restaurantes que a su juicio merecían una visita. Direcciones que sus amigos le pedían constantemente. 'Saca la Guía Miguelín', le decían en broma. Cuando se prejubiló, dos de ellos le pidieron que recopilara todos esos lugares, que ellos se encargarían de que la agenda viera la luz. Y así fue.

La cuarta edición de la guía aparecerá a finales de año e incluirá referencias de precios de los restaurantes

Ha primado la buena cocina, la limpieza, la simpatía de sus propietarios y la relación calidad-precio. 'Comer bien en un restaurante de renombre no tiene mérito', declara este amante de la cocina tradicional y defensor de la materia prima. No significa que los locales seleccionados sean baratos, precisa. En estos momentos, prepara la cuarta edición, que saldrá a finales de año e incluirá referencias de precios. El autor está llamando a todos los restaurantes solicitando esta información y se está quedando de piedra. 'Los precios tendrán que bajar', opina. Un síntoma: de lunes a viernes, muchos locales están vacíos, asegura.

La mayoría de los 245 restaurantes incluidos en la Guía Miguelín se encuentran en Madrid y su comunidad, aunque también figuran algunos de Segovia, Toledo, Alicante y Cádiz, su patria chica. El autor ha dividido Madrid en cuatro zonas, cada una acompañada de un plano en perspectiva de Pedro J. Villeta para facilitar la ubicación. De cada restaurante, facilita la dirección y una breve explicación de por qué lo recomienda. Por ejemplo, de Aquí... Jerez, Miguel Casas añade que se puede tomar 'una buena berza y pescaíto frito, como Dios manda'. Los que son especiales incorporan un miguelín, una caricatura del autor vestido de cocinero, obra también de Villeta.

La Guía Miguelín se consigue en la librería Al-Hakan (Virgen de Nuria, 7. Madrid) a un precio de 10 euros y en la editorial Elisa (editorial@elinstalador.es), por 15 euros. Al autor le gustaría atraer el interés de una gran cadena de distribución para llegar a más público, aunque la experiencia ha sido lo suficientemente grata. 'No he ganado un duro con la guía, pero me he divertido'.