Previa de resultados

ACS, Acciona y FCC reducirán su beneficio, según los analistas

Las constructoras ACS, Acciona y FCC reducirán sus beneficios en el primer semestre de 2008 respecto a los seis primeros meses del año anterior, según las previsiones de los analistas financieros consultados por Efe un día antes de que estos tres grupos presenten sus cuentas.

Por el contrario, tanto los ingresos como el resultado bruto de explotación (Ebitda) mostrarán una evolución favorable en todas ellas, si bien será más significativo en el caso de Acciona, gracias a la contribución del 25% de Endesa que un año antes no estaba integrada en sus cuentas.

De acuerdo con las previsiones de los analistas, Acciona registrará un incremento de los ingresos del 77,4%, hasta 5.819 millones de euros, cuadruplicará su Ebitda con 1.969 millones, en tanto que su beneficio disminuirá un 27%, hasta los 270 millones.

En el caso de ACS, las estimaciones apuntan hacia una caída del beneficio neto del 23,5%, hasta 773 millones de euros, si bien los analistas no recogen en esa cifra las plusvalías correspondientes a la parte que quedaba pendiente de la venta de las autopistas chilenas que tuvo lugar a finales de junio.

Frente a la caída de las ganancias, ACS aumentará sus ingresos el 12,6%, hasta los 11.720 millones de euros, gracias al buen comportamiento de la actividad constructora que crecerá alrededor del 4% y de las divisiones de servicios industriales y medioambiente y logística, que incrementarán su facturación por encima del 10%.

Para FCC, los analistas esperan una caída del beneficio más acusada que en el caso de Acciona y ACS, que podría superar el 60%, hasta los 183 millones, debido en buena medida a que en el primer semestre del año anterior se contabilizaron 210 millones extraordinarios correspondientes a las plusvalías netas obtenidas con la venta de parte de su participación en Realia.

La cifra de negocio de FCC no crecerá más de un 4%, hasta 6.878 millones, debido a la mala evolución de sus filiales Cementos Portland y Realia, así como al comportamiento negativo de la libra que ha afectado a la división de servicios medioambientales.