Ronda de Doha

La negociación de la OMC llega a una nueva fase con cruces de acusaciones entre países

Las negociaciones en busca de un desbloqueo de la Ronda de Doha para la liberalización comercial, que ya entran en su segunda semana, alcanzaron hoy un nuevo estadio con el intercambio de acusaciones directas entre algunos miembros clave del proceso, como Estados Unidos, China o la India.

El primero que disparó el dardo fue el embajador estadounidense, David Shark, que acusó a India y a China de poner "en peligro toda la Ronda" por no aceptar la propuesta de acuerdo que se conoce hasta ahora, presentada por el director general de la OMC, Pascal Lamy, sobre la apertura de mercados agrícolas e industriales.

Los ministros de la OMC continúan, por octavo día, las discusiones con el fin de desbloquear la llamada Ronda de Doha, iniciada hace siete años con el fin de profundizar en la liberalización del comercio. Shark puso nombre y apellido a los dos países asiáticos a quien la representante de Comercio (ministra) estadounidense, Susan Schwab, señaló anoche, sin citarlos directamente, y a quienes acusó de "romper el único pacto de éxito que teníamos hasta ahora".

La respuesta no se hizo esperar, el ministro indio de Comercio, Kamal Nath, afirmó: "No estamos aislados". "Si bloquear una Ronda es no aceptar una propuesta de los países ricos, entonces que sea así", agregó Nath. El ministro de Industrias y Comercio de Venezuela, Willian Antonio Contreras, respaldó a Nath y recordó que son muchos los que no están conformes. "EEUU ha hecho una acusación muy fuerte a India y China de estar bloqueando el acuerdo y desconoce que también lo rechazaron Argentina, Venezuela, Cuba y Nicaragua", dijo.

China rompe su silencio

Como respuesta, China, que mantiene una estricta política comunicativa de no dar declaraciones a la prensa, rompió hoy su propia norma y distribuyó entre los periodistas la alocución de su embajador. "Hemos trabajado muy duro para contribuir al éxito de esta Ronda. Es un poco sorprendente que en este momento Estados Unidos nos señale de esa forma", aseguró el embajador chino, Sun Zhenyu.

Asimismo, el embajador chino acusó a Estados Unidos de estar intentando ocultar su proteccionismo, por ejemplo por no reducir sus subsidios al algodón, y alertó sobre el camino que están tomando las negociaciones. "Los mayores participantes, los ricos, deben mostrar flexibilidad. Esto es una Ronda del Desarrollo. Si ellos cubren todas sus sensibilidades, y siguen amenazando a los países en desarrollo, creo que no vamos a ningún lado", sentenció Zhenyu.

Otras opiniones

Por su parte, el canciller brasileño, Celso Amorim, que en los últimos días está actuando de mediador entre los países ricos y aquellos emergentes que rechazan el texto, reconoció hoy que "se está llegando al límite".

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, aseguró en su blog que dentro del equipo de la UE "hay un sentimiento de que el juego está llegando al final. Podemos ver la cima, pero aún no la hemos alcanzado".

Una impresión que parece que es compartida por la mayoría de negociadores, incluido Lamy, que intenta por todos los medios desenredar una trama que se complica cada vez más y que, comenzada la segunda semana, no tiene visos de resolverse. "Ya no es cuestión de días, es de horas", aseguró Lamy.

Continúa la reunión

Los países clave en la negociación (Australia, Brasil, China, Estados Unidos, India, Japón y la Unión Europea) siguen reunidos y una vez que acabe esta sesión, se ampliará a la treintena de ministros que representan a la totalidad de los 153 miembros de la OMC.

Paralelamente, esta noche se presentará una nueva propuesta de acuerdo que Lamy ha estado elaborando junto a los jefes negociadores de agricultura, bienes industriales y servicios, que conocen de cerca las posiciones de los estados miembros.

Esta nueva versión debería ser la definitiva; sobre esa base los los países tendrían que decidir si la aceptan y avanzan en el establecimiento de los objetivos para reducir las barreras al comercio de productos agrícolas e industriales, o si de lo contrario, se congela una vez más la Ronda.