Productos

Ofertas a la baja en el seguro de automóvil

La caída en la venta de coches aviva la competencia en el seguro de autos, con más bonificaciones para los mejores conductores-

El sector del automóvil también está en crisis. Los fabricantes de coches calculan que las ventas caerán un 20% este año y no descartan un pronóstico más pesimista en los próximos meses, al tiempo que la matriculación de turismos ha sufrido en el primer semestre su mayor retroceso desde 1993. Con este panorama, la actividad de las aseguradoras de automóviles no puede sino resentirse: el negocio es menor y la competencia se acentúa. Es buen momento por tanto para revisar las condiciones del seguro de auto que se tiene contratado y para plantearse quizá un cambio.

Las aseguradoras afirman que su actividad en autos sigue creciendo aunque con algunas novedades. 'Sí observamos que los clientes muestran una mayor tendencia a la contratación de productos más básicos, que no incluyen garantías de daños o robo', reconocen en Reale, que la logrado un crecimiento del negocio del 5,1% en el primer semestre. La consejera delegada de Línea Directa Aseguradora, María Dolores Dancausa, añade que la caída en la venta de coches 'ha supuesto una mayor dificultad para ganar cuota de mercado en seguros de coches nuevos. Pero en España hay cerca de 20 millones de vehículos que necesitan obligatoriamente un seguro para circular, por lo que sigue habiendo muchas oportunidades'. Línea Directa está ahora precisamente en plena campaña publicitaria. Ofrece descuentos del 15% por contratar cualquier tipo de seguro por internet y ofrece la posibilidad de pagar por meses el seguro del coche, desde un mínimo mensual de 23 euros.

Mutua Madrileña también ha reaccionado a la crisis y ha decidido no actualizar con la inflación del pasado año ninguna de las pólizas de todo riesgo que se renueven en 2008, una medida que afecta al 70% de su cartera y que tendrá un coste de 60 millones de euros. Además, aplica descuentos del 50% a los mutualistas con una antigüedad en la compañía de más de dos años y a sus familiares al contratar una nueva póliza a todo riesgo.

Las rebajas a conductores con un historial libre de siniestros pueden superar el 50%, en especial para edades entre 30 y 40 años

Retener a los más rentables

Sin haber declarado una guerra de precios, las bonificaciones y los descuentos del seguro de autos están dirigidas a captar nuevas pólizas -con mayores recompensas en las de a todo riesgo- y a retener a los clientes con un historial de siniestralidad impecable. Rafael Moyano, director de automóviles de Catalana Occidente, reconoce que las medidas 'van encaminadas a mejorar la retención de nuestra actual cartera de clientes y a ofrecer en la venta mayores bonificaciones sólo a los mejores conductores'.

En Mutua Madrileña, los nuevos mutualistas mayores de 29 años pueden conseguir directamente un 50% de bonificación en su seguro a todo riesgo si aportan un certificado de no siniestralidad de su anterior compañía, explican en la aseguradora.

En BBVA aseguran que la rebaja en las nuevas pólizas puede alcanzar hasta un 53% según el historial de siniestralidad. En la renovación anual de la póliza, la bonificación puede alcanzar un máximo del 60%, gracias a que no se penaliza toda la prima por cada parte de siniestralidad declarado sino sólo la del grupo de coberturas afectado. El banco aprovecha además para ofrecer un crédito para la compra de vehículos con el que financia la prima total del seguro durante tres años, con lo que el precio queda cerrado y ajeno a las subidas de tarifas y a la pérdida de bonificaciones por siniestralidad.

También en la línea de cuidar a los mejores clientes, Liberty ha lanzado un seguro a todo riesgo para conductores de entre 30 y 45 años y con más de diez años de carné -un segmento que tradicionalmente presenta un bajo índice de siniestralidad, según la compañía-, con ventajas como la libre elección de taller, vehículo de sustitución o asistencia en carretera 24 horas desde el kilómetro cero todos los días del año.

Vitalicio Seguros calcula que para un conductor de 42 años de edad, con permiso de conducir desde los 18 años, un automóvil valorado en 17.000 euros y un máximo de 15.000 kilómetros recorridos al año, la prima de su seguro a todo riesgo con franquicia de 150 euros sería de 548,96 euros. La cuantía total se eleva en 16 euros al cabo del año si el pago es semestral y en 27 euros si el seguro se paga cada trimestre.

La cuantía de la prima se reduce si el asegurado decide asumir una franquicia de mayor cantidad. Es decir, si se compromete a pagar un mínimo fijo del coste de la reparación -que puede oscilar entre los 150 y 600 euros- y que la compañía pague el resto. En el ejemplo de Vitalicio Seguros, la fórmula más barata sería un seguro por 314,86 euros anuales, que no incluye cobertura por daños propios ni vehículo de sustitución.

La incorporación de nuevas coberturas es otra estrategia en el sector. Mapfre ha incluido recientemente en sus pólizas la asistencia domiciliaria para reparación de lunas y la indemnización del cien por cien del valor del vehículo nuevo los dos primeros años de matriculación para casos de siniestro total.

Autos. Algunas pistas ante los siniestros

¿Qué sucede cuando se tiene un siniestro del que es responsable un tercero sin seguro de responsabilidad civil de vehículos en vigor?

Existe un organismo público, el Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente del Ministerio de Economía, que se hará cargo de la indemnización que proceda de acuerdo con los límites del seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria. El asegurado sólo tendrá que cursar la declaración de siniestro a su compañía, que iniciará los trámites de reclamación al tercero sin seguro y al propio Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Qué documentación y trámites hay que tener en cuenta en un siniestro que sucede en el extranjero?

Para empezar, el conductor deberá llevar su seguro en regla (póliza en vigor y documento acreditativo del pago de la prima del periodo en curso). En los países de la Unión Europea, junto con Islandia, Noruega, Suiza, Croacia y Andorra, se presume que el conductor cuenta con seguro. Países como Marruecos, Turquía, Rumanía, Bulgaria o Macedonia están sujetos al denominado sistema de la Carta Verde, de modo que el conductor que desee acceder a alguno de estos países debe llevar consigo un Certificado Internacional de Seguro o Carta Verde. Si no la lleva, le será denegada la entrada a ese país, o estará obligado a contratar un seguro de frontera, explican en Vitalicio Seguros.

¿Qué requisitos se suelen pedir para la aplicación de las coberturas de reparación y sustitución de lunas?

Si el conductor del vehículo tiene contratada expresamente esta garantía, tiene que estar en vigor la póliza y el siniestro no debe ser resultado de la colisión directa del vehículo ni existir otros perjudicados. Es decir, la rotura de la luna debe ser resultado de una agresión, por ejemplo. Muchas compañías de seguros, como Mapfre o Vitalicio Seguros, están incorporando a sus pólizas la reparación a domicilio, puesto que la sustitución de la luna puede llevar apenas treinta minutos. Es una fórmula útil especialmente para vehículos industriales, cuando sea posible aprovechar los tiempos de espera, por ejemplo, en carga, descarga o mantenimiento del camión.