Mercados

Fuerte caída en las Bolsas por las nuevas señales de debilidad económica

Las Bolsas soportaron una nueva avalancha de noticias negativas relacionadas con la crisis subprime que devolvió de nuevo la desconfianza a las principales plazas financieras. La mayor caída en Europa fue la del Ibex (2,18%). El S&P y el Dow Jones cerraron con recortes del 2,3% y 2,4%.

La alegría fue efímera para la Bolsa española. Ayer perdió el 2,18% tras haber ganado el 2,8% en la sesión anterior. El inicio fue alcista y el índice llegó a superar los 12.000 puntos para después caer al cierre hasta el 11.675,10. El mercado se desinfló al quedar inundado de referencias negativas. Por la mañana los inversores conocieron que el índice de confianza empresarial alemán IFO cayó en julio a nivel más bajo desde septiembre de 2005. El Dax de Fráncfort perdió el 1,46%, algo más que el Euro Stoxx (-0,97%) y en línea con el Cac (-1,38%) y el Footsie (-1,61%).

El tono bajista se hizo más intenso en Europa en el momento que los mercados estadounidenses comenzaron a funcionar. El S&P, el Dow Jones y el Nasdaq cerraron con recortes del 2,3%, 2,4% y 2%, respectivamente, después de conocer algunas cifras que reflejan el mal momento por el que atraviesa la economía. Las mayores caídas fueron para General Motors (- 10%) y para Citigroup (-9%). En el primer semestre se vendieron en EE UU 4,86 millones de viviendas de segunda mano, que es la cifra más baja de los últimos 10 años. A esto se sumó un incremento de las peticiones semanales de subsidio de desempleo en 36.000 personas. Por otro lado, la compañía automovilística Ford anunció unas pérdidas de 5.540 millones de euros en el último trimestre, un resultado mucho peor del que pronosticaba el consenso del mercado.

Hubo otras empresas que, sin embargo, sorprendieron favorablemente con sus cuentas, como fue el caso de Amazon.com o Bristol Myers, pero no tuvieron repercusión en el mercado.

La Bolsa española reflejó la preocupación que existe sobre el estado de la economía y de uno de los sectores locomotores del crecimiento como es la construcción. Ayer se vieron importantes descensos en Sacyr (-10,05%), Acciona (-7,61%), Ferrovial (-7,37%) y OHL (-5,10%). Pero en esta ocasión fueron Iberdrola y Repsol los valores que más presionaron al índice al caer el 4,52% y 2,95%.

Los inversores también deshicieron posiciones en valores con fuerte rentabilidad en la jornada precedente. Fueron los casos, por ejemplo, de Santander y Popular que cedieron el 0,65% y 6,67%. El descenso del Popular coincidió con una presentación de unos resultados que decepcionaron al mercado por la caída de los márgenes y el aumento de provisiones. Los inversores también penalizaron a Bankinter con una caída del 3,44% por un balance financiero que arroja una caída del beneficio del 2,8% en el primer semestre. BBVA tampoco se libró de las ventas (-1,29%). El sector bancario europeo perdió un 0,62% en el día.

Riesgo hipotecario

El director gerente del fondo Pimco, Paul MacCulley, tiene una visión muy negativa sobre el sector financiero. A su juicio, las entidades se verán obligadas a realizar amortizaciones por riesgo hipotecario por valor de 1 billón de dólares.