Recorte de costes

Renault abre los ajustes de los fabricantes de coches europeos

La realidad se impone a los planes de la industria del motor. El presidente de Renault, Carlos Ghosn, dio ayer la campanada en los mercados y llevó al sector a caídas en Bolsa al anunciar que recorta previsiones y estudia un plan para reducir en un 10% los costes de la compañía, lo que incluirá bajas incentivadas, eliminación de turnos, simplificación de la gama, alza de precios y congelación de contrataciones, si bien mantendrá las previstas para Valladolid y Palencia.

Renault abre los ajustes de los fabricantes de coches europeos
Renault abre los ajustes de los fabricantes de coches europeos

Jarro de agua fría para los mercados europeos. El miércoles, Volkswagen, PSA Peugeot Citroën y Fiat mostraban la cara amable, al anunciar unos buenos resultados semestrales. Ayer, Renault y Daimler amargaron el ambiente con sendos anuncios de recortes de previsiones motivados por el empeoramiento del mercado y de planes que probablemente incluirán bajas incentivas de miles de empleados.

Esta noticia y las pérdidas de 5.549 millones de euros anunciadas ayer por Ford llevaron a que el sector sufriese caídas en Bolsa. La que menos fue VW, con un 2,75% negativo; pero no se libraron ni Porsche (-2,84%), ni BMW (-4,36%), ni Fiat (-4,89%), ni Peugeot (-7,22%), ni Daimler (-9,61%), ni, por supuesto, Renault, que perdió el 3,35% de su valor.

'Quizás estemos siendo muy optimistas respecto al mercado europeo', aseguró ayer el presidente de Renault, Carlos Ghosn, en una conferencia con analistas, en la que explicó que ante 'el deterioro de las condiciones', fundamentalmente en Europa, han decidido recortar su previsión de vender 3,3 millones de automóviles en 2009 y dejar esta cifra en tres millones. El fabricante mantiene su previsión de alcanzar un margen operativo del 6%. æpermil;sta no ha sido la primera vez que Ghosn revisa presupuestos. El 9 de julio, anunció que preveía un descenso de las ventas de un 4%, frente a la estimación previa de que se mantendría estable. 'Ya juzgarán ustedes si esto supone un fracaso', afirmó ayer el franco-brasileño.

Ghosn explicó, además, que ha decidido subir los precios de sus automóviles, que va a simplificar la gama, congelará las nuevas contrataciones y, lo que ha llamado la atención de analistas y medios de comunicación, estudia la manera de rebajar en un 10% los costes estructurales, con, entre otras medidas, bajas incentivadas. 'Si el mercado cae, nosotros tendremos que adaptarnos'.

Esta adaptación expresada por Ghosn incluye también la reorganización de sus fábricas. En concreto, reducirá a un turno la actividad en su planta en Sandouville, y no descarta hacer más ajustes en Flins. En principio, Renault mantiene su plan de contratar a más de 4.000 personas en Palencia y Valladolid.

Ghosn informó que Renault está estudiando las medidas adoptadas por otros fabricantes rivales para reducir sus costes, en lo que podría ser una referencia a PSA Peugeot Citroën, cuyo presidente Christian Streiff lanzó un programa llamado Cap 2010 en el que se incluía el recorte de 10.000 empleos.

Lo curioso es que este sonoro anuncio se incluyó ayer en la misma comunicación en la que Renault informaba de un alza del 36,7% del beneficio, hasta 1.467 millones. En el semestre, la facturación totalizó 20.942 millones, lo que representa un incremento del 2,3%.

No fue la única sorpresa desagradable. Daimler se unió ayer al anunciar que registró un beneficio de 2.727 millones en el semestre, el 29% menos por las cargas de 373 millones relativas a la escisión de Chrysler. La compañía recortó además en 700 millones su previsión de EBIT hasta 7.000 millones del 2008, alegando que el alza de las ventas y la reducción de costes no contrarrestará la desaceleración mundial, el alza del precio de las materias primas y la solidez del euro.

Las claves del rombo

¦bull; Renault pretende ajustarse a la caída del mercado y rebajar en un 10% su estructura de costes. Además, planea subir el precio de los coches, reducir turnos, y congelar contrataciones.

¦bull; El presidente de Renault, Carlos Ghosn, lanzó en 2006 un plan trianual que preveía un alza de la rentabilidad hasta el 6% de margen y un alza de ventas hasta 3,3 millones de unidades.

¦bull; Ayer, Ghosn mantuvo la previsión de rentabilidad, aunque rebajó la de ventas hasta tres millones de unidades.