Crisis inmobiliaria

Almunia dice que la vivienda necesitaba un ajuste y que era esperado

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha dicho que el sector de la vivienda en España necesitaba un ajuste esperado y que se ha acelerado más de lo previsto por coincidir con una crisis muy fuerte de los mercados financieros que han endurecido las condiciones de refinanciación.

En una entrevista a RAC 1, Almunia ha dicho que no le ha sorprendido este ajuste, pero ha matizado que no hay que confundir entre constructoras y promotores inmobiliarios y que donde está el problema es en la venta de viviendas.

Para Almunia las promotoras tienen un endeudamiento muy elevado, hay dificultades para obtener ingresos, tienen un 'stock' alto de viviendas por vender y cuando van a refinanciar su deuda "tienen dificultades grandes". En cambio, las constructoras que se han diversificado pueden pueden compensar los problemas que les vengan de la construcción de la vivienda con otros sectores, como el de la obra civil.

Sobre la subida de tipos de interés, Almunia se ha mostrado partidario de dejar al Banco Central Europa que cumpla sus responsabilidades con "independencia" ya que ha recibido el mandato de preservar la estabilidad de precios y para ello tiene la política monetaria.

En este sentido, ha dicho que no cree que los tipos de interés sean los causantes de esta crisis financiera, "más bien lo contrario", y ha señalado que uno de los elementos que ha alimentado durante años las burbujas en la vivienda y en otros sectores de la economía "ha sido que el coste de la financiación era demasiado barato y cualquiera se podía endeudar alegremente".

Almunia, que no ha tenido problemas en hablar de crisis, ha apostado por sacar lecciones de esta situación: "el dinero tiene que tener un precio porque, si se hace un uso abusivo del dinero, cuando vienen mal dadas, no se pueden devolver las deudas".

El comisario europeo ha dicho que hay que mantener la confianza en la economía para salir de la crisis, "porque si no hay confianza, no hay nueva inversión" y que los primeros en reaccionar serán los que más ventaja tendrán en los próximos años.

Ha señalado que para hacer frente a los problemas económicos que sufre España y la economía mundial hay que tener una estrategia a medio plazo que "oriente" a los ciudadanos, inversores y empresarios para que la "confianza se mantenga".