Mercados

El Ibex rebota un 2,8% impulsado por BBVA y Santander

Tras el susto del martes, el Ibex volvió a la senda del rebote técnico. Avanzó un 2,8% en la sesión, con los dos grandes bancos a la cabeza e impulsado por el tirón de Wall Street. Santander ganó el 5,5% y BBVA, el 4%. Telefónica, tras la fuerte caída del día anterior, remontó con cierta timidez, al subir un 0,67%.

Como anticipaban los analistas, ni el bajón propiciado anteayer por Vodafone frustra el rebote técnico de la Bolsa ni este rebote cambia la percepción de que el mercado está aún en modo bajista. La Bolsa subió un 2,8% gracias al buen cierre de Wall Street la sesión anterior, a la renovada fortaleza del sector bancario y a la caída del precio del crudo. El mercado español, que el martes se vio notablemente más castigado que el resto de Europa, recuperó parte del terreno perdido: el Euro Stoxx 50 avanzó sólo un 1,8%.

Si el martes Telefónica lastró el mercado, ayer BBVA y Santander se erigieron en líderes indiscutibles de la jornada. Un 5,52% avanzó Santander y un 4,02% BBVA, pese a ser protagonista del rumor del día: HBOS se disparó en la Bolsa de Londres (16,9%) por las especulaciones sobre una oferta de la entidad española. El Banco Popular, asimismo, ganó más del 10% impulsado por el aumento de participación de Ram Bhavnani hasta el 5,07% y el permiso del Banco de España para que llegue al 10%.

La relativa solidez del sector financiero fue moneda común a ambos lados del Atlántico. Sea por posibles operaciones como la de HBOS, porque en Wall Street no se permiten los descubiertos, por el rescate de Fannie Mae o Freddie Mac o simplemente porque estaban muy castigados, lo cierto es que el índice Stoxx de bancos europeos subió un 6,13%. Eso, después de que el martes Wachovia empezase la sesión desplomada y la acabase disparada. El alza del S&P al cierre del martes fue la base del rebote del Ibex, que se vio confirmado con otra sesión en positivo, la de ayer.

En el sector la principal referencia de ayer era Washington Mutual que, tras publicar resultados, avanzaba el 5% a la hora que cerró Europa. También subían después de resultados dos gigantes del Dow, AT&T y Pfizer. Sin embargo, con el paso de las horas el mercado se desinfló, y al cierre el S&P ganó un 0,4%, el Dow Jones un 0,2% y el Nasdaq un 0,9%.

Otro de los elementos que tiró de los mercados está siendo la moderación del precio del petróleo, que ha llegado como agua de mayo precisamente cuando más tocados estaban los ánimos de los inversores. Ayer caía otros dos dólares y se estabilizaba cómodamente por debajo de la zona de los 130 en el caso del barril de Brent, referencia en Europa. Así, entre las compañías que subieron en la sesión se contaban algunas dependientes del precio de la materia prima, como Iberia, que ganó un 6,88%. NH Hoteles también destacó, al cerrar la jornada con una subida del 10,91%, la mayor del mercado continuo. Empresas europeas del sector como Carnival o Tui también subieron con fuerza.

Más flojo fue el día de la protagonista de la jornada anterior, Telefónica. Aunque la caída del 5,5% el martes abonaba el terreno para el rebote, la teleco solamente pudo apuntarse una mejora del 0,67%, lo que evitó que el Ibex conquistase los ansiados 12.000. Eso, a pesar de que Vodafone enmendó el daño hecho ayer con el anuncio de un plan de recompra de acciones y subió el 1,9%.

El mercado, así, confirma la recuperación con una mejora de 1.000 puntos en las siete jornadas transcurridas desde que Martinsa solicitase la apertura de proceso concursal y el Ibex perdiese, durante la sesión del día 15, los 11.000 puntos. Entonces el soporte funcionó. Queda por ver si también funciona la resistencia del 12.000.

Factores clave en la recuperación

Niveles técnicos. La Bolsa rebotó después de hacer suelo intradiario por debajo de 11.000 puntos. Ha cubierto el hueco bajista de la semana pasada y, si recupera la cota de los 12.000 puntos -con los que ha chocado en numerosas ocasiones-, tendría el objetivo primario en los 12.600 puntos.

El Euro Stoxx 50 está también en un nivel de referencia, al formar una figura de hombro-cabeza-hombro invertida. El futuro cerró la sesión en 3,396, y el nivel clave está en los 3.400 puntos.

Cierre de cortos. La SEC ha prohibido las ventas al descubierto en 17 valores del sector financiero. Eso ha provocado que las posiciones cortas en estas compañías, las más sensibles a la crisis crediticia, hayan caído en torno al 70%.

El precio del petróleo se ha moderado finalmente. Ha caído desde los máximos históricos más de 20 dólares por barril, de modo que en el mes de julio ha registrado una caída del orden del 9%. Supone un alivio tanto para las expectativas de inflación como de crecimiento, y afecta a los valores más cíclicos y de consumo.

Las operaciones empresariales. La compra de Genentech por Roche ha sido la operación de la semana, pero el mercado especula con más. Baste como ejemplo los rumores de una opa de BBVA sobre el británico HBOS.

Los niveles de riesgo crediticio están acompañando la mejora del mercado. El índice iTraxx ha bajado hasta los 513 puntos básicos, aunque sigue en niveles altos, que reflejan la tensión en los mercados de crédito.

Los resultados empresariales. La temporada está dando cifras tanto positivas pero negativas. Pero en el sector bancario de EE UU, el más sensible, sólo Merrill Lynch ha decepcionado claramente.

Los analistas se creen el rebote

Anteayer fue Morgan Stanley y ayer Crédit Suisse. Las dos entidades financieras han apuntado las expectativas positivas en el corto plazo, aunque también las dos reiteran que el escenario a medio plazo sigue pintando oscuro. Morgan ha elevado la ponderación de la renta variable en su cartera recomendada y por primera vez sobrepondera Bolsa, además de haber reducido la sobreponderación de liquidez. 'El escenario estratégico permanece mal, pero el táctico ha mejorado'. Y añade que los mercados bajistas duran mucho, pero hacen el mínimo pronto.

Credit Suisse, por su parte, señala que los niveles de capitulación de los inversores todavía no son comparables a los que se vieron en enero y marzo, pero que a pesar de eso se dan las condiciones para un rebote, siempre dentro de un mercado bajista. Ya menos del 20% de las acciones de la Bolsa de Nueva York está por encima de la media de 10 semanas, los indicadores put/call dan señales positivas, y han repuntado las opas, las recompras y las compras de acciones por directivos.