Estreno bursátil

La CAM se estrena con tablas en una muy buena jornada de Bolsa

El mercado español asistió ayer a la cuadratura del círculo, el estreno bursátil de una caja de ahorros. Las cuotas de la CAM contaron a su favor con un día de repunte del Ibex y la banca, aunque permanecieron en números rojos casi toda la jornada. Cerraron al mismo precio de salida, los 5,84 euros del mínimo de la banda orientativa.

Los momentos de mercado no son buenos ni malos. Esperar un año o seis meses no habría garantizado nada, por qué no dar ahora el paso'. Así relativizaba ayer el director general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, Roberto López Abad, el delicado escenario bursátil al que se enfrentan las cuotas participativas tras su debut en Bolsa. Por fin una caja de ahorros cotiza en el parqué, aunque sin derechos políticos, con lo que el sector materializa su larga aspiración de obtener nuevas fórmulas de financiación en un momento en que se han cerrado las puertas del mercado interbancario.

La mañana era favorable para la puesta de largo. El Ibex comenzó la jornada en positivo y terminó con un repunte del 2,8%, con los bancos como principal soporte. Con el viento bursátil a favor, las cuotas de la CAM marcaron un primer cambio en los 5,85 euros pero estuvieron en terreno negativo durante casi toda la sesión, con pérdidas que rondaron de media el 2%. El peor momento se vivió en los primeros minutos de negociación, con una caída del 5,65%. La remontada definitiva llegó poco antes del cierre y las cuotas salvaron su primer día de vida en tablas, en los 5,84 euros. El volumen fue muy reducido, de 8,3 millones de euros, por debajo de los 12,2 millones de Criteria, el holding cotizado de La Caixa. El bróker más activo en las compras fue MB Capital Markets, con 3,64 millones.

'Las cuotas estaban demonizadas y hemos deshecho ese tabú', añadió ayer López Abad, que no escatimó agradecimientos para los 43.000 clientes de la caja que han acudido a la emisión -a los que se destinó el 65,5% de la colocación- y para el respaldo de las cajas de ahorro, que han jugado un papel decisivo en la cobertura del tramo institucional. El director general de la CAM explicó que hay 'entre 10 y 15 cajas de ahorro que han tomado posiciones en las cuotas', al tiempo que reconoció el escaso interés de los inversores extranjeros. Desde Valencia, la directora general, María Dolores Amorós, aseguró que ningún inversor institucional supera el 3% de la emisión.

El histórico debut bursátil de una caja contó con la presencia en la Bolsa de Madrid del director general de la CECA, José Antonio Olabarrieta, y de su presidente, Juan Ramón Quintás, que alabó la 'valentía' de la caja por su salida a Bolsa. El consejero de Economía valenciano, Gerardo Camps, destacó que la CAM 'ha sido valiente, que no imprudente, ha arriesgado y ha abierto un camino que estoy seguro seguirán otros'.

La andadura bursátil de la CAM , que hoy presenta sus resultados del primer semestre, afronta ahora el recelo generalizado del mercado hacia los valores bancarios y la exposición de las entidades españolas al crédito a promotores. Y pese a tales desafíos, el director general de la caja insistió en recordar la importancia de ser una entidad cotizada 'líder en responsabilidad social corporativa', en alusión a la obra social. 'Es un rasgo diferencial que hay que hacer valer en el mercado y que se potenciará de cara al futuro', añadió.

Cuotas participativas. Claves de un nuevo producto de inversión

¿Qué diferencias hay entre las cuotas participativas y el resto de acciones cotizadas?

La diferencia fundamental es que las cuotas no tienen derechos de voto, por lo que sus titulares no pueden influir en las decisiones del consejo de administración. Además, la retribución tampoco es equivalente al pago del dividendo de las acciones. La CAM destinará el 7,5% de su beneficio a los cuotapartícipes, pero la retribución efectiva será sólo del 50%. El otro 50% de ese porcentaje se destina al fondo de reserva del cuotapartícipe, diseñado para fortalecer los recursos propios de la caja.

¿Cómo se obtiene la rentabilidad total de las cuotas?

Por un lado, está la revalorización que marque el mercado de valores, como sucede con el conjunto de acciones. Por otro lado, la caja decidirá cada año qué porcentaje del beneficio dedica al cuotapartícipe. La legislación exige que los titulares de cuotas reciban como pago en efectivo un porcentaje al menos equivalente al que se destina a obra social. Es decir, ahora el compromiso es pagar como dividendo el 50% del 7,5% del beneficio neto individual, y ese primer porcentaje tendrá que ser como mínimo del 23%, la parte del beneficio que la CAM destina a obra social.

¿Cuál es el free float con que sale a cotizar la CAM?

La emisión de cuotas participativas representa el 7,5% del patrimonio de la caja alicantina. La CAM asegura estar satisfecha con ese nivel de free float, o porcentaje del capital en circulación, y no prevé nuevas emisiones de cuotas en el próximo año. 'No esperamos problemas de liquidez, con 43.000 suscriptores -el número de clientes de la caja que han acudido a la emisión- la liquidez está garantizada', declaró ayer Roberto López, director general de la caja. 'Es un porcentaje de emisión suficiente para poner en valor al conjunto de la entidad', afirmó.