Calificación crediticia

Moodys ratifica el 'rating' de Ibercaja y constata la perspectiva estable de sus operaciones

El rating de Ibercaja ha sido ratificado por la agencia Moody's, manteniendo la calificación de A1 (largo plazo), P-1 (corto plazo) y C+ (fortaleza financiera) con perspectiva estable, según el informe emitido hoy por la agencia de calificación crediticia.

Para la agencia de calificación, las principales fortalezas de la entidad son la buena imagen de marca y el fuerte reconocimiento local, la consistente y exitosa estrategia de crecimiento, la buena diversificación de los ingresos recurrentes y la holgada posición de liquidez, caracterizada por una limitada y diversificada dependencia de la financiación mayorista y una sólida base de depósitos minoristas.

Entre los fundamentos financieros considerados para mantener la calificación, Moody's señala en particular la elevada calidad de activos, a pesar del deterioro generalizado del sector financiero español, que se refleja en un ratio de morosidad claramente inferior a la media del sector.

Del mismo modo, la agencia subraya la moderada exposición al riesgo de la Entidad y que el plan de expansión nacional se ha alcanzado sin deteriorar su perfil financiero, consiguiendo a la par una mejora de la eficiencia de 7 puntos en los últimos 3 años.

Por último, el informe de Moody's señala la sólida posición de los ratios de capital de la Entidad. Los ratios básicos de solvencia de la Caja se encuentran entre los más elevados del sistema financiero español.

Este informe se une al publicado por la agencia de calificación Standard & Poor's en marzo de este año, en el que se confirmó el rating de Ibercaja en "A+" con perspectiva estable. Actualmente, éste es el nivel más alto de calificación que otorga S & P entre las entidades de esta dimensión.