Subida

El mercado prevé sólidos resultados para Iberdrola

La consolidación de Scottish Power, Renovables y la mejora de la generación en España permitirán a Iberdrola presentar unos fuertes resultados del primer semestre. Sin embargo, los expertos creen que el mercado está más pendiente de las operaciones corporativas.

Con tranquilidad y sin demasiada expectación -nadie prevé grandes sorpresas-, esperan los analistas la publicación de los resultados de Iberdrola del primer semestre que se conocerán mañana jueves. La previsión más compartida es que las cifras de enero-junio de 2008 mostrarán una buena evolución del grupo debido básicamente a su fuerte diversificación geográfica. Sin embargo, la mayor parte de los expertos considera que el valor seguirá estando más impactado por los movimientos corporativos, como se ha comprobado en las últimas semanas. Iberdrola cerró ayer a 8,24 euros y pierde en el año un 20,7%.

En esta línea, los analistas de Citi señalan que el mercado descuenta unos resultados sólidos y, analizando la trayectoria por áreas, añaden que el buen ritmo de producción y los elevados precios del pool han sido los motores del crecimiento de la generación en el mercado doméstico. Su consejo es de mantener.

También desde Caja Madrid las previsiones sobre el balance la primera mitad del ejercicio es positivo. 'Esperamos un crecimiento del Ebitda -resultado bruto de explotación- del 37% gracias a la consolidación de Scottish Power. En términos homogéneos el incremento habría estado entre el 8% y el 10%', señalan. Los expertos de la caja madrileña, que destacan además la significativa aportación del área de renovables, indican que las cuentas elevarán la visibilidad del valor por lo que mejoran la recomendación de acumular a comprar, con un precio objetivo de 10,70 euros.

En una línea similar, BNP y Fortis prevén que la eléctrica presente buenos datos por su filial escocesa. José Javier Ruiz, de la entidad francesa, añade que podría anunciar un aumento interanual del beneficio por acción del 19%. Y La Caixa, que ha subido el precio objetivo a 11,1 euros, destaca el 'fuerte impulso de las energías renovables en los próximos años'.

Virginia Sanz, de Deutsche Bank, destaca aspectos menos positivos, como las incertidumbres regulatorias que aún pesan sobre el sector eléctrico, entre ellos, el déficit tarifario para el que no se ha pactado una fórmula que permita su eliminación.

Cambios accionariales en el horizonte

Los resultados son importantes, pero dado que con esa trayectoria ya se contaba, el interés de los inversores se centra en los movimientos de compras y fusiones que pueden dar más alegría al valor. Desde Citi se afirma que lo que moverá el precio de la acción será la especulación sobre la consolidación del sector. 'Creemos que Iberdrola seguirá comportándose mejor que la media del sector en el corto plazo', concluyen los analistas del banco estadounidense. También para los expertos de Inverseguros el interés anunciado por ACS de aumentar su participación en su capital resta interés a los resultados.

Sin embargo, los analistas de UBS destacan que si ACS opta por aumentar su presencia en Iberdrola se seguirá enfrentando a la limitación de voto, que se reduce al 10% con independencia de la participación en el capital.