Crisis financiera

S&P señala el deterioro de los activos de la banca española por el alza de la morosidad

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) advirtió hoy de que se producirá un rápido deterioro de la calidad de los activos de la banca española a raíz del aumento de la morosidad derivado de la desaceleración económica y el aumento del desempleo. Aunque considera que los valores de la banca tienen recorrido alcista en bolsa, rebaja el precio objetivo de Santander, BBVA y Popular

Según un informe realizado por el servicio de Renta Variable de S&P, el impacto de la ralentización económica sobre los bancos españoles será "significativo" y se reflejará en la calidad de su cartera hipotecaria, que se ve afectada tanto por la subida de los tipos de interés como del paro.

Junto con el precio del dinero, una de las principales variables que determinará los impagos en hipotecas es el desempleo, que "aunque todavía está bajo ha empezado una tendencia al alza" y podría superar el 10% este año y el siguiente, argumenta.

Según sus pronósticos, los créditos de la banca española crecerán de media un 4% hasta 2010, y esta ralentización de los préstamos determinará que los ingresos experimenten un aumento de entre el 3% y el 5% hasta esa fecha.

La agencia de calificación incide en que la economía española se está deteriorando rápidamente, lastrada por la ralentización del sector inmobiliario, y registra tasas de crecimiento desconocidas desde principios de los 90.

Advierte además de que la ralentización del último año es significativa y viene acompañada de elevados niveles de inflación, lo que limita la capacidad de maniobra del Banco Central Europeo (BCE) en cuanto al estímulo económico.

Recorrido alcista

En este entorno, y debido a la actual aversión de los inversores al sector financiero, "los valores de la banca española están baratos en comparación con sus niveles históricos, por lo que todas las entidades presentan recorrido alcista".

S&P sostiene su recomendación a los inversores de "mantener" las acciones de Popular, a pesar de que su concentración de negocio en España lo convierte, en su opinión, en un valor "sin atractivo", al tiempo que mantiene su consejo de "compra" para el BBVA y de "fuerte compra" para el Santander.

La agencia, que declara su preferencia por los bancos con mayor diversificación de negocio, incide en que las perspectivas económicas de la zona de América Latina, donde Santander y BBVA tienen una presencia importante, es mejor que la española. "Esta región será la principal área de crecimiento de los bancos españoles", pronostica.

Rebaja del precio objetivo

No obstante, S&P ha rebajado el precio objetivo tanto de Santander, como de BBVA y Popular, alegando que las nuevas valoraciones están en linea con las de otros bancos europeos.

Concretamente, la agencia de calificación sitúa el valor objetivo de las acciones de la entidad que preside Emilio Botín en 14 euros, frente a los 16 euros anteriores. Su valoración de los títulos del BBVA baja en tres euros, hasta 15 euros, y la del Popular pasa de 12 a 8,4 euros la unidad.