Turismo

El bajón de la demanda alerta a los hoteleros

Las empresas turísticas, aliadas en el lobby del sector Exceltur, han encendido la luz de alarma ante los malos indicadores económicos de su cometido. Aseguran que el mes de junio ha sido el punto de inflexión, ya que todo se ha acelerado hacia un escenario poco favorable porque la demanda interna cayó un 1,7%. Mientras, los ingresos reales por turista extranjero bajaron un 1,5% de enero a abril.

Bajón de la demanda interna. Este ha sido el principal motivo, decenas de veces repetido, que el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, dio ayer para explicar que 'no se ha sorteado la crisis como se preveía inicialmente'. Aunque, según Zoreda, el sector turístico no se encuentra hundido, el conjunto de las empresas se consideran, como mínimo, tocadas.

Ante un 'escenario de complejidad' que afecta tanto al sector como al conjunto de la economía española los empresarios, capitaneados por Zoreda, mostraron ayer su preocupación por un 2008 en el que 'las familias españolas no saldrán tanto de vacaciones como en años anteriores'. Además, con miedo a un 2009, en el que no prevén nada mejor.

La alianza para la excelencia turística, que aglutina a los empresarios más importantes del sector, recalcó en una presentación de datos marcada por la incertidumbre -cuando no un claro temor- que no se han cumplido las expectativas empresariales en el segundo trimestre de 2008 debido a las claras señales de caída de la demanda española en un 1,7%. Además hay otras cifras que hacen temblar al sector: 'La caída del 5% en la entrada de turistas procedentes del Reino Unido', principal mercado extranjero emisor, y el crecimiento acelerado de demanda externa de otros destinos competidores en mercados emergentes, especialmente Turquía, que crece a un ritmo del 15,1% y ya ha desplazado a España como destino preferido por los británicos, y Egipto, que lo hace a un ritmo del 25,1%, frente a un tímido 3% de la España costera.

El lobby turístico está preocupado por el crecimiento de otros destinos competidores como Turquía y Egipto

Pero no son los únicos datos que les preocupan. Aunque la mayor afluencia del turismo extranjero -que creció en el segundo trimestre un 1,5%- provoca un crecimiento de los ingresos por turismo, éstos no compensan el aumento de la inflación. Pese a que los ingresos turísticos crecieron hasta abril un 3% según el Banco de España, si se descuenta la inflación de la rúbrica de turismo del IPC, representa un descenso del 1,5% en términos reales, una caída que no se registraba desde hace cuatro años.

Un plan de choque

A la vista de los datos, Exceltur pidió al Gobierno central y a las comunidades autónomas un 'plan de choque', para lo que queda de temporada y para 2009, que permita la reactivación de la demanda nacional y de la afluencia de turistas ingleses mediante una 'mejor coordinación' entre ambas. Las solicitudes pasan por favorecer la movilidad y el acceso aéreo a los destinos españoles con una reducción de las tasas aeroportuarias e inversiones públicas en la reconversión de destinos maduros.

Frente al escepticismo de los empresarios ayer se situaba el optimismo de los políticos. El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, destacó tres horas más tarde de que finalizara la presentación de Exceltur que el turismo mantiene solidez y fortaleza en España según recoge Europa Press, porque 'resiste mejor la situación del deterioro económico'. Además, anunció que está acelerando la puesta en marcha del Plan de Turismo 2020, que ya ha ejecutado en cerca de un 78% en lo previsto para 2008, ante la situación de 'deterioro económico' de los últimos meses.

'La situación no nos está despistando, lo que tenemos que hacer en todo caso es poner mayor énfasis en la rapidez', indicó Mesquida ayer tras la Conferencia Sectorial de Turismo que presidió el ministro de Industria Turismo y Comercio, Miguel Sebastián. Mesquida también agregó que el sector tiene 'fortaleza', y recordó que a diferencia de otros 'cuando estaba creciendo hizo los deberes, creando un plan estratégico'.

UN PIB AL LÍMITE

El PIB turístico español sigue su senda de desaceleración iniciada a mediados de 2007, pero esta vez se acerca al límite del crecimiento cero. En abril los empresarios pronosticaban un crecimiento del 1,6%, ahora se rebaja casi un punto hasta el 0,8%.