Aeroespacial

España se adelanta en la carrera espacial

La industria facturó por primera vez más de 500 millones de euros

Puede que aquí en la superficie de la Tierra las cosas no marchen bien para España, pero allí arriba, las estrellas le son propicias. Según Proespacio, el año pasado la facturación de la industria espacial española superó por primera vez los 500 millones de euros. Esta cifra representó un crecimiento interanual del 16%, el doble que el registrado por la industria europea, que aumentó un 7%, a 5.360 millones.

En términos de empleo, el sector creció el 8% y generó 2.803 puestos de trabajo que Juan Nebrera, presidente de Proespacio, calificó de 'muy especiales' por su alta cualificación.

Sin embargo, aclaró que será muy difícil que en los próximos años se repitan tasas de crecimiento similares porque la española es una industria de suministros y los contratos tardan en llegarle un año y medio desde la aprobación de los proyectos.

Por eso, ahora el sector espera que se defina el aporte de España al próximo presupuesto de la ESA, la agencia espacial europea, durante una reunión ministerial que se celebrará en noviembre.

En 2008, España aportó a la agencia unos 220 millones de euros.

En Europa, la industria espacial española ocupa el quinto lugar por facturación, por debajo de Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido.

Entre las misiones en las que ha participado España en los últimos meses, destaca el laboratorio espacial Columbus, el transportador ATV y el segundo satélite de prueba Galileo.

A propósito del sistema de localización por satélites, Nebrera informó que a fines de julio la UE licitará la construcción de los 30 satélites que integran Galileo y los dos centros de control terrestre, de manera que a fines de año ya estén cerrados los contratos. Uno de los centros estará ubicado cerca de Múnich y el otro en Roma.

Estaba previsto que Galileo inicie operaciones este año, pero se retrasó debido a dudas sobre su viabilidad como negocio, explicó Nebrera.

En el plan original, el sistema, que será una alternativa al estadounidense GPS, sería financiado por fondos públicos y privados, 'pero los privados no vieron el negocio tan claro por lo que la UE decidió que todo sea público', dijo.

'Ahora están a punto de salir las peticiones de oferta para la fase de despliegue', añadió.

Proespacio es una asociación privada sin fines de lucro que agrupa a 16 empresas del sector con operaciones en España.

La asociación presentó ayer las misiones en las que participará España en los próximos años, entre las que sobresalen la localización y seguimiento de 1.000 millones de estrellas por medio de un satélite en forma de sombrero que estará equipado con dos telescopios superpuestos con 120 sensores electrónicos, y el envío a Marte de un robot.

La NASA explorará Marte con sensores españoles

En 2009, la NASA lanzará al espacio un robot que explorará la superficie de Marte con instrumentos fabricados en España. El Mars Rover tendrá el tamaño de un coche y será el primero de su tipo que aterrizará sobre la superficie del planeta rojo con la ayuda de un cable. Tanto la antena que usará para comunicarse con la Tierra cuanto el equipo de meteorología serán suministrados por empresas españolas. 'Es el primer programa bilateral con la NASA', destacó Víctor Rodrigo, vicepresidente de Proespacio. El Centro de Astrobiología, que gestiona la parte española del proyecto, ha encargado el suministro de la antena al consorcio formado por EADS Casa Espacio y Sener, y el de los equipos de meteorología a Crisa. Además, la Universidad de Catalunya diseñará los sensores de viento.