Valores destacados

Las inmobiliarias españolas prosiguen su corrección en Bolsa

Los fuertes descalabros sufridos por las inmobiliarias cotizadas ayer no han encontrado freno ya que, aunque con menor intensidad, el sector sigue de capa caída dos días después de que Martinsa Fadesa suspendiera pagos.

De nuevo, las inmobiarias han sido uno de los sectores más penalizados de la renta variable española. A los importantes recortes encajados ayer por algunas compañías del sector le han seguido hoy caídas, aunque de mejor intensidad.

Y es que estas compañías no terminan de digerir el concurso de acreedores al que ha tenido que recurrir la inmobiliaria Martinsa Fadesa. Aunque los descensos registrados hoy por estos valores no superan el 3%, continúan en negativo.

Así, Metrovacesa ha recortado un 1,80%, Reyal Urbis ha cedido un 1,15% y Afirma ha restado un 2,27%. Colonial, por su parte, ha despedido la jornada en tablas, mientras que Parquesol, Realia y Urbas han escapado de los números rojos.

Por otro lado, el sector financiero, otro de los más castigados ayer, ha conseguido levantar cabeza. Popular, que forma parte de la banca acreedora, ha sumado un 1,49%. Bankinter se ha revalorizado un 2,75% al tiempo que Banesto lo ha hecho en un 2,22%.

En cuanto a las constructoras, FCC ha recuperado un 3,66% y Ferrovial ha ganado un 0,65%. OHL, sin embargo, ha retrocedido un leve 0,15%.

Los expertos de Renta 4 explican que "lo ocurrido con Martinsa Fadesa evidencia el mal momento que está viviendo el sector inmobiliario, la falta de confianza hacia una recuperación así como la restricción al crédito por parte del sector financiero. Esto hace suponer que no se vaya a dar una recuperación en el corto plazo, y sobre todo sin el apoyo a la accesibilidad al crédito. Por ello, mantenemos nuestra recomendación de infraponderar en el sector inmobiliario hasta que no existan signos de recuperación dentro del mismo".

"En cuanto al sector bancario, mantenemos una visión de prudencia con un deterioro del sentimiento negativo hacia la banca española, las dudas crecientes sobre la exposición al sector inmobiliario y el impacto en sus cuentas así como un incremento mayor de las provisiones y tasa de morosidad para los próximos trimestres. Esto nos lleva a reiterar nuestra recomendación de infraponderar banca doméstica a pesar de las caídas acumuladas", añaden.