Crisis en la primera inmobiliaria

La situación de Martinsa-Fadesa arrastra a la banca y al sector del 'ladrillo' en Bolsa

El pesimismo se ha instalado en la Bolsa tras la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa. Su banca acreedora y el resto del sector inmobiliario han sufrido las consecuencias en sus cotizaciones bursátiles.

El sector inmobiliario español ha estado de capa caída hoy después de que una de sus empresas suspendiera pagos. Renta Corporación ha sido la más castigada al perder cerca de un 15%. Le han seguido Urbas y Colonial, que han retrocedido un 14% y un 11%, respectivamente.

Los bancos tampoco han vivido una de sus mejores jornadas, sobre todo los directamente afectados por la suspensión de pagos como el Banco Popular, uno de sus acreedores. La entidad financiera que preside Angel Ron pierde ha cerrado la jornada con un recorte del 5,6% y Bankinter ha caído un 4,9%.

Las constructoras también se han visto afectadas. Sacyr Vallehermoso ha perdido un 8,37% mientras que las acciones de Ferrovial han cerrado la jornada con un recorte del 7%, Por su parte, los títulos de Acciona han perdido un 4,21%. Los recortes de ACS y FCC también han rondado el 4%.

"Esta noticia evidencia el mal momento que está viviendo el sector inmobiliario (estancamiento de las ventas), la falta de confianza hacia una recuperación así como la restricción al crédito por parte del sector financiero", señalan los expertos de Renta 4.