Bolsa de Nueva York

La banca de inversión y las tecnológicas provocan una caída del 0,4% en Wall Street

El Dow Jones cayó un 0,4% tras el retroceso de las firmas financieras y de las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae, que ahora cuentan con la ayuda del Departamento del Tesoro y de la Reserva Federal de EE UU para afrontar la crisis.

El alivio inicial sobre el rescate de las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac duró poco. El Dow Jones terminó perdiendo otros 45 puntos y encadena una caída del 20% desde sus máximos de octubre. Por su parte, el S&P 500 retrocedió un 0,90%, mientras que el tecnológico Nasdaq 100 cayó un 1,17%.

Sin duda alguna, las dos hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae estuvieron en el ojo del huracán durante toda la sesión. Sus títulos, que subían en torno a un 20% tras la campanada de inicio, acabaron perdiendo un 8,2% y un 5%, respectivamente.

El banco Indymac, especializado en créditos de alto y medio riesgo, también estuvo en el punto de mira de los inversores. El viernes pasado, la Administración de Bush se vio obligada a nacionalizarlo por sus problemas de liquidez. Sus títulos se hundieron un 57% y provocaron un efecto que golpeó, principalmente, a los bancos regionales.

National City, el mayor banco de Ohio, terminó perdiendo un 14%, tras estar suspendido temporalmente de cotización. Zions Bancorporation cayó más de un 23% y Huntington Banc un 17,2%. Pero una de las caídas que más preocupó a los economistas fue la de Washington Mutual. Los títulos de la principal caja de ahorros y préstamos de Estados Unidos se hundió un 34% al cierre.

En el Nasdaq 100 las acciones de Yahoo cayeron un 4,2% y las de Microsoft un ligero 0,4%, después de que el portal de internet rechazara este fin de semana la propuesta conjunta del gigante informático y del inversor multimillonario Carl Icahn (accionista del primero), que hubiera implicado una compleja reestructuración y la venta de su negocio de búsqueda por internet.

Pero no todo fueron pérdidas hoy en la Bolsa. La cervecera estadounidense Anheuser-Busch subió un 0,5%, tras aceptar ser adquirida por 52.000 millones de dólares por su rival belgo-brasileña InBev para crear el líder mundial de la industria cervecera.

En cuanto al petróleo, el barril de crudo West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantuvo a un precio muy similar al del cierre del viernes y cerró en 145, 18 dólares, tras subir un 0,07%.