Banca

Suiza pide a UBS y Credit Suisse que refuercen su capital

La Comisión Federal de Bancos de Suiza ha pedido a UBS y Credit Suisse que aumenten sus fondos propios, tras las pérdidas sufridas por el sector bancario a causa de la crisis de créditos de alto riesgo en Estados Unidos, según confirmó el viernes el portavoz de esa institución, Alain Bichsel.

Con esta medida se busca reducir el 'riesgo sistémico' que representa 'para un pequeño país como Suiza' que los dos grandes bancos helvéticos tengan resultados negativos, explicó.

'Se trata de adaptar nuestra política a la nueva situación', agregó, en referencia a las pérdidas y depreciaciones de capital que esos bancos se han visto obligados a realizar.

UBS afronta la situación más delicada al haber acumulado pérdidas de unos 10.000 millones de euros, como consecuencia del colapso del sector crediticio de EE UU. Además, su cúpula ha adelantado que su banca de inversión también ha cerrado el segundo semestre de 2008 con un saldo negativo.

Bichsel dijo que la Comisión Federal de Bancos prevé aumentar los requerimientos de provisiones únicamente en el caso de esos dos bancos, y que el volumen del incremento se basará en un cálculo del riesgo de su banca de inversión. Esto contribuirá a dar 'mayor seguridad y estabilidad' a la plaza financiera helvética, recalcó. El portavoz sostuvo que los bancos involucrados ya han reaccionado al proyecto, pero declinó hacer comentarios sobre su respuesta.

En la siguiente etapa las autoridades de la Comisión y los representantes de los bancos se reunirán para abordar esta cuestión, y se espera una decisión definitiva durante el cuarto trimestre del año.

UNA MEDIDA A PLAZOS

La iniciativa de la Comisión Federal de Bancos de Suiza de reforzar los fondos propios de las dos principales entidades del país no tendrá efectos inmediatos, sino que se implementará a lo largo de varios años, precisó Alain Bichesel, portavoz de la institución.