Inmobiliaria

Martinsa Fadesa se deja un tercio de su valor en un solo día

La inmobiliaria Martinsa Fadesa perdió el viernes un 33,8% de su valor en Bolsa. El desplome se produjo tras admitir que ha incumplido la obligación de lograr 150 millones de euros contraída con los bancos con los que refinanció su deuda de 4.000 millones.

El grupo inmobiliario Martinsa Fadesa no ha logrado que nadie le preste 150 millones de euros en el plazo establecido, obligación que había contraído con los 45 bancos que en mayo refinanciaron su deuda, de 4.000 millones de euros.

'La obligación de obtener el mencionado préstamo es una de las numerosas obligaciones de hacer que contempla el contrato, y su no obtención podría ser causa de vencimiento anticipado del mismo', admitió el viernes la empresa a la CNMV. Martinsa Fadesa ha solicitado un permiso al sindicato bancario para prorrogar hasta el 7 de agosto el plazo para cumplir con esa condición.

Según publicaron el viernes los diarios La Vanguardia y Abc, la inmobiliaria trataba de que fuera el ICO el organismo que entregara esos 150 millones de euros. No haberlo logrado sitúa a la compañía al borde del concurso de acreedores. Un portavoz del ICO rechazó realizar declaraciones al respecto. Por parte de Martinsa se declinó ampliar la información, aunque confirmaron que el ICO era uno de los organismos con los que se estaba en conversaciones para lograr esos 150 millones de euros. 'Hemos pedido más plazo para seguir negociando con el ICO y con otras entidades financieras', indicaron.

La intervención del organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda en la deuda de Martinsa Fadesa suscitaría de inmediato una polémica política y empresarial tanto a favor como en contra. En época de caída del crecimiento económico, subida del paro y de la inflación la participación del ICO en este caso podría ser interpretada como una medida necesaria para evitar males mayores o como un favor criticable que crearía un precedente al que podría acudir otra de las muchas inmobiliarias con problemas.

5.201 millones de deuda

Los 45 bancos del sindicado del préstamo a Martinsa Fadesa acordaron en mayo firmar un contrato de novación del contrato de financiación al que se agregaron otras entidades para unificar todas las deudas, hasta 4.000 millones.

Pero la deuda total del grupo inmobiliario es todavía mayor, de 5.201 millones de euros, según la última información enviada por el grupo sobre sus resultados trimestrales. La mayoría de los 1.201 millones de deuda que quedan fuera del sindicado corresponden a deuda de promotor e hipotecas que no requerían financiación, aseguró Martinsa Fadesa.

Fernando Martín negoció en 2006 la adquisición de Fadesa con Manuel Jove. La operación se valoró en 4.045 millones de euros. La crisis financiera e inmobiliaria pesan ahora sobre la compañía a la hora de poder devolver los créditos otorgados para realizar la compra. Además Martinsa Fadesa es de las inmobiliarias españolas con más suelo entre sus activos, la parte del negocio inmobiliario más castigado por la crisis. Y la compañía afronta la negociación con la banca tras la reciente salida de su consejero delegado Carlos Vela, que regresa a Caja Madrid.

Vale menos de 1.000 millones

Martinsa Fadesa perdió el viernes un 33,83% de su valor en Bolsa cerrando a 9,7 euros por acción. La inmobiliaria empezó a cotizar el 17 de diciembre de 2007 a un precio de 18,5 euros por título. 'Si llegan los momentos malos no te quejes, resuélvelos' declaró Fernando Martín el día que la empresa comenzaba su andadura en Bolsa. El cierre de cotización de la compañía del viernes es el menor alcanzado desde que Martinsa Fadesa está presente en el parqué y deja a la empresa con un valor de mercado inferior a los 1.000 millones de euros. El máximo lo alcanzó el 28 de marzo pasado cuando cerró a 20,9 euros por acción. El actual precio de la acción de Martinsa Fadesa arroja dudas sobre el plan de opciones sobre acciones aprobado por la compañía el pasado mes. La inmobiliaria aprobó la entrega del 2,2% de su capital para ofrecer opciones sobre acciones a un precio de 24,62 euros por acción. Otras empresas del sector cotizado también sufrieron el viernes: Colonial perdió un 6,5%, Renta Corporación un 5,36% y Afirma un 2,04%.