Crisis crediticia

Fernández Ordóñez dice que los mercados financieros aún no están normalizados

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, advirtió hoy de que la situación de los mercados financieros internacionales "dista mucho de haberse normalizado plenamente" y auguró que la actual fase de bajo crecimiento "podría prolongarse más de lo esperado".

Así lo puso de manifiesto en un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio Americana en España, donde aseguró que la fase de crecimiento bajista a nivel mundial podría prolongarse "más de lo inicialmente esperado" porque la coyuntura internacional sigue "muy complicada".

No obstante, consideró que desde el pasado mes de marzo, han remitido los riesgos de que se produzca una crisis financiera con una recesión global.

En cuanto a las condiciones financieras a nivel mundial, consideró "difícil" que puedan volver a ser "tan holgadas" como lo fueron en el último lustro, puesto que, a su parecer, no es previsible que se repitan la conjunción de circunstancias que las propiciaron.

Para el gobernador del Banco de España, otro factor de preocupación lo constituye el resurgir de la inflación que, en meses recientes, ha alcanzado una "intensidad desconocida" en la última década, ya que, a nivel global, desde el comienzo de 2007 se ha incrementado en más de dos puntos porcentuales, hasta alcanzar el 5,5% en el mes de mayo.

Según Fernández Ordóñez, las coincidencias de un periodo de desaceleración de la actividad a escala global con el repunte de la inflación puede explicarse por el fin de la prolongada etapa de condiciones financieras "extraordinariamente holgadas", el "drástico ajuste" de los precios de las materias primas y el protagonismo creciente de las economías emergentes.

Inflación alta en el futuro próximo

Por ello, consideró "difícil" que las presiones inflacionistas vuelvan a ser "tan benignas" en el futuro próximo como lo fueron en la etapa reciente. A su juicio, los riesgos de la inflación se están multiplicando en los últimos meses debido, sobre todo, al repunte del precio del crudo.

Además, aseguró que hay indicios "cada vez mayores" para pensar que la tendencia al incremento del precio de las materias primas pueda constituir el indicador adelantado de la existencia de presiones inflacionistas "más generalizadas", lo que daría lugar a un aumento duradero de la tasa de inflación general.

Fernández Ordóñez advirtió de que "es difícil pensar" que vuelvan a darse unas condiciones financieras "tan holgadas" como las del último lustro. El gobernador ve "probable" que la liquidez vuelva paulatinamente a los mercados y que las condiciones de financiación "se relajen" a medida que se supere el actual periodo de ajuste y se normalice la situación.

La vivienda de alquiler es "esencial" en este momento

El gobernador del Banco de España reclamó hoy una reforma de la regulación del alquiler de viviendas en España, que consideró más necesaria que nunca en la coyuntura actual, y consideró ?aberrante?, sobre todo para los arrendatarios, que la ley establezca un periodo mínimo de cinco años de alquiler. En su intervención en un almuerzo-coloquio organizado por la Cámara de Comercio Estadounidense en España, Fernández Ordóñez consideró que el alquiler es "esencial" en este momento, porque puede servir por un lado para dar liquidez a los arrendatarios. En este sentido indicó que no entiende por qué el Estado "tiene que meterse" en la relación contractual entre arrendatario e inquilino y en los términos que ambos decidan para el alquiler, especialmente el temporal. Así, dijo que sin la limitación de cinco años sería más fácil poner viviendas en alquiler en el actual contexto de frenazo inmobiliario, de forma que viviendas que no se venden saldrían al mercado. De esta forma, añadió, los arrendatarios que lo necesiten pueden alquilar su vivienda el tiempo que consideren necesario, mientras los inquilinos pueden alquilar por plazos cortos de tiempo mientras deciden si compran una casa y esperan a que bajen los precios. La actual regulación, insistió, es "enormemente dañina y en este momento peor", y el alquiler debe potenciarse sobre todo para mejorar la liquidez.