Bolsa

Los gestores españoles dan la espalda a la renta variable

La crisis de los mercados está agotando la resistencia de los gestores de fondos. El porcentaje de gestores que infraponderan la Bolsa en la encuesta Lipper de junio es del 42,86%, y sólo el 14,29% la sobrepondera, en la peor lectura desde que se elabora esta encuesta.

La confianza de los profesionales de la inversión en la Bolsa se erosiona a medida que los mercados marcan nuevos mínimos, a pesar de que los sustos de verano pasado, de principios de año y de marzo parecen quedar lejos. El pesimismo de los gestores respecto españoles respecto a la renta variable según la encuesta de Lipper está en mínimos históricos. El 48,86% infrapondera Bolsa y sólo el 14,29% sobrepondera. Desde que se elabora la encuesta Lipper no se había registrado tanta diferencia en contra de la Bolsa, un 28,57%.

Además, y también por primera vez, la percepción de los bonos es mejor que la de las acciones: un 42,86% infrapondera pero ya un 21,43% sobrepondera. El balance es, aun así, negativo, porque lo único que gusta a los gestores hoy por hoy es el dinero contante y sonante. La mayoría siguen sobreponderados en liquidez, un 64,29%, aunque hay un 7,14% que la infrapondera.

1. Expectativas. En paralelo a la infraponderación en Bolsa, los gestores profesionales sí prevén modificar su cartera en un futuro cercano. El 35% prevé aumentar las posiciones de renta variable y el 28% las de bonos, mientras otro 36% prevé reducir la parte de liquidez de sus carteras. Asimismo, más de la mitad de los profesionales opina que las Bolsas de Estados Unidos, la zona euro y Japón están sobrevendidas. Pese al pesimismo sobre la situación actual del mercado, la mayoría de los gestores espera que mejore.

2. Liquidez. En esta línea, un 28,57% de los gestores consultados por Lipper declara tener en sus carteras un porcentaje de liquidez superior al 11%. Un porcentaje similar es el que, en el lado contrario, asegura que tiene en dinero menos del 5% del patrimonio.

3. Renta fija zona euro. A pesar de que la infraponderación de los bonos era en el mes de julio inferior que la de renta variable, en el medio plazo la mayor parte de los gestores espera que la deuda dé menos rendimiento que la Bolsa (un 57%). En todo caso, apenas ningún gestor prevé reducir aún más su exposición a bonos y, en concreto, sí esperan aumentarla respecto a la renta fija de la zona euro. Así se pronuncian un 42,86% de los consultados por Lipper. De hecho, la deuda de la zona euro es el activo de renta fija preferido tanto a corto plazo (menos de dos años) como a medio y largo.

4. Neutrales con la banca. Paradójicamente, uno de los sectores más castigados en Bolsa por la crisis no tiene tan mala prensa entre los inversores institucionales. O, al menos, levanta sentimientos encontrados. Es el sector con más porcentajes de gestores que lo infraponderan, el 42,86%, pero el mismo número de encuestados asegura que sobrepondera banca o finanzas, lo que equilibra la balanza. Mucho peor es la percepción sobre el sector inmobiliario, con casi un 80% de gestores que infrapondera y ninguno que sobrepondera, o sobre el consumo cíclico, con un 50% de infraponderación y un 14% de gestores a favor. Materias primas, salud y telecomunicaciones son las industrias por las que apuestan los gestores de fondos españoles.

5. Los fondos monetarios serán el sostén del sector. Tras una primera mitad del año en la que los inversores se han llevado de los fondos casi 30.000 millones de euros, los gestores consideran que los fondos monetarios serán los que logren mayor captación de capital en los próximos meses. Así opina el 41% de los consultados. Ninguno de ellos cree que los fondos de renta variable atraigan dinero. El 29% tiene depositadas sus esperanzas en los fondos flexibles.

Los institucionales, a favor del dólar

Existe un relativo consenso entre los gestores de fondos respecto al mercado de divisas, pero este consenso, de momento, no se traduce en las cotizaciones. El 78,57% ve el dólar infravalorado y el mismo porcentaje considera el euro sobrevalorado, pero sin embargo la divisa europea sigue cotizando a relativamente poca distancia de los máximos, por encima de los 1,6 dólares por cada euro. También consideran claramente infravalorado el yen japonés; así opina más del 70% de los consultados, mientras que respecto a la libra esterlina y al franco suizo existe menos unanimidad. La clarísima apuesta por el dólar sobre el euro, ha sido una constante desde hace más de un año, con más de un 50% de gestores que ven infravalorada la divisa americana y sobrevalorada la europea, pero eso no ha impedido los récords del euro.