Desaceleración económica

Iberdrola niega contactos con Gas Natural, tras desplomarse un 9%

La eléctrica ha asegurado a la CNMV que no está negociando ningún acuerdo de compra o integración de ninguna empresa, después de que sus acciones cayeran un 9% en Bolsa. Iberdrola ha desmentido además cualquier conversación con Gas Natural.

Las acciones de Iberdrola han cerrado con un descenso superior al 9% en un mercado muy nervioso y proclive a especulaciones de cualquier tipo, especialmente magnificados en jornadas de extrema volatilidad y dominadas por posiciones de 'trading'.

La eléctrica ha remitido un comunicado a la CNMV asegurando que "no mantiene ningún tipo de conversación de integración corporativa con Gas Natural ni con ninguno de sus accionistas".

En el mercado, un operador de un banco de inversión estadounidense aseguró que "hay muchos nervios y ahora mismo el mercado está abonado para cualquier de tipo de especulaciones sobre supuestos cambios accionariales en la compañía", dijo un operador de un banco de inversión estadounidense.

Los títulos de Iberdrola cerraron la sesión con un descenso del 9,14% a 8,45 euros tras oscilar en la jornada entre un mínimo de 8,30 euros y un máximo de 9,28 euros, aunque la caída abrupta se produjo exclusivamente en el tramo final de la sesión.

La eléctrica asegura a la CNMV que su proyecto industrial es "le mejor para la creación de valor para todos sus accionistas, empleados y clientes" y ha reiterado su proyecto propuesto a través del Plan Estratégico 2008-2010.

"Es un vendaval de ventas de repente, aparentemente no tiene explicación hay dos o tres fuertes manos vendiendo de repente", dijo un analista. Entre los brokers más activos del lado vendedor estuvieron Morgan Stanley, con un saldo neto en ventas superior a 6 millones de acciones, seguido de UBS, con unas ventas de 3,4 millones de títulos.

El volumen negociado de Iberdrola ascendió al final a 73,27 millones de títulos, frente a una media diaria en los 30 días de unas 37,8 millones de acciones.

Otro analista del sector eléctrico dijo que "estamos en un momento de Bolsa muy rara, manejada por hedge funds y fácilmente cambiable. Creo que simplemente alguien quería aprovechar la subida de la víspera para deshacer posiciones y el papel no ha encontrado contrapartida hasta registrar la fuerte caída que hemos visto". La caída del martes se produce después de que los títulos de Iberdrola registrasen la víspera una subida del 7%.

ACS, accionista de referencia de la eléctrica también terminó con un descenso superior a la media, del 2,64%.