Coyuntura económica

España entrará en recesión a final de este año, según el Círculo de Empresarios

El Círculo de Empresarios ha advertido hoy que España entrará en recesión a final de año ante el deterioro económico y después de que el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, admitiese la pasada semana que el crecimiento del segundo trimestre ha sido inferior al 0,3% registrado entre enero y abril y que "lo peor" de la crisis está por llegar.

Durante la presentación de su análisis sobre coyuntura económica, el presidente de esta organización, Claudio Boada Pallarés, ha reclamado al Gobierno que tome medidas "más tajantes" si no quiere que se alargue la situación de "crisis".

No obstante, el vicepresidente de esta institución, creada hace 27 años con el objetivo común de defender públicamente las ideas de libertad de mercado y libertad de empresa, Fernando Eguidazu, ha ido más allá al mostrar su "enorme temor" por que las previsiones de algunos analistas se cumplan y la economía española entre en recesión en el segundo semestre de este año.

En esta línea, Boada ha destacado que el Gobierno se ha visto sorprendido "no por lo que está pasando, sino por su velocidad", y añadió que "no se hace lo que se debe, sino casi nada", al no coger "el toro por los cuernos".

Según el Círculo de Empresarios, el Ejecutivo continúa sin abordar las reformas estructurales necesarias para poder mejorar la competitividad de la economía española.

Además, ha subrayado que pese a la gravedad de la situación, el Gobierno no ha anunciado aún ninguna medida consistente y ha destacado la importancia de recuperar la confianza, para lo que es necesario hacer un diagnóstico claro.

"No transfiera responsabilidades a terceros"

De hecho, ha criticado que el diálogo social "va muy lento" y ha abogado por que el Gobierno tome medidas, "aunque sean impopulares" porque es necesario, y "no transfiera responsabilidades a terceros". En este sentido, desde el Círculo de Empresarios apuntan a una mayor flexibilización en el mercado de trabajo, incentivar los contratos a tiempo parcial y reducir la temporalidad.

De su lado, el vicepresidente Fernando Eguidazu ha propuesto, entre otras medidas, liberalizar sectores como la energía y la distribución comercial, flexibilizar el mercado laboral, reducir el Impuesto sobre Sociedades, mejorar la fiscalidad del ahorro a largo plazo y disminuir la dependencia del petróleo.

Asimismo, ha defendido que la industria y los servicios tomen el relevo de la construcción, con la exportación como motor del nuevo modelo de crecimiento. Además, Eguidazu ha señalado que el ajuste debe ser "lo más rápido y menos doloroso" posible, para lo que es necesario mejorar la productividad y la competitividad.