Valor a examen

Telefónica se gana a la banca de inversión

Varios bancos de negocio internacionales han mostrado una visión positiva sobre la operadora en las últimas jornadas, pese a que se hable del impacto de la ralentización española y europea.

Con todas las cautelas propias de una etapa de desplomes y volatilidad en los mercados bursátiles y de crisis económica, los expertos se muestran en general positivos sobre Telefónica. Tanto sobre su futuro empresarial como respecto al comportamiento que mantendrá en Bolsa, al menos en comparación con las previsiones existentes para otras empresas europeas de telecomunicaciones e, incluso, para compañías de otros sectores.

Esta es una de las conclusiones de una semana que ha sido pródiga en informes sobre la operadora y, en general, sobre el sector. Ha sido la reacción de los bancos de negocio y de otras entidades a los efectos de la renuncia de France Télécom a la compra de la nórdica Telia Sonera. Era una operación que había mantenido en tensión al sector, por las eventuales repercusiones de la adquisición en sí y por la posible reacción de los competidores del antiguo monopolio francés.

Ahora se reabre el anterior escenario, y Telefónica no sale mal parada. Otra consecuencia que se desprende de estos análisis y de otros anteriores es que cotiza por debajo de las recomendaciones de los bancos y sociedades de Bolsa. El grupo que preside César Alierta ha caído en el año un 22,28%, pero el 76,74% de los analistas consultados por Bloomberg recomienda comprar, frente al 68% que logra Vodafone, el 50% que consigue Deutsche Telekom y el 62%, de KPN. De las grandes, France Télécom es la que más se acerca, ya que el 71,7% de los encuestados aconseja adquirir.

TELEFÓNICA 7,16 -0,26%

Interés ratificado

Tampoco las últimas carteras de valores recomendados y los estudios más recientes presagian un cambio de signo. Deutsche Bank ha iniciado la pasada semana su cobertura con el consejo de comprar y con un precio objetivo de 21,30 euros, mientras que el viernes cerró a 17,27 euros. Para el banco alemán, el grupo que preside César Alierta sufre un descuento elevado frente a otras compañías de sector, quizá por el temor al efecto de la desaceleración económica española en su cuenta de resultados. Aunque se valore sus posiciones en América Latina, se teme el impacto de la elevada inflación en el área. Añaden que esos son riesgos, pero que el grupo mantiene su potencial.

En una línea no muy diferente, JPMorgan muestra preocupación por las consecuencias de la ralentización de la economía en su negocio doméstico. Ante esta incertidumbre, la entidad estadounidense ha reducido el precio objetivo desde 24,6 euros a 22,3 euros, aunque mantiene la recomendación de sobreponderar. Destaca que si se tiene en cuenta que el valor está barato y los compromisos de remuneración a los accionistas, la conclusión es que se trata de una opción atractiva.

También en estos últimos siete días Morgan Stanley le ha dado un precio objetivo de 25,5 euros y Merrill Lynch la ha incluido en su lista de valores favoritos del sector de telecomunicaciones. Para este último banco, América Latina puede impulsar al grupo, ya que prevé un excelente crecimiento de los ingresos hasta 2010. Además estiman que las consecuencias por su exposición a mercados como el español y británico, con economías en proceso de ralentización, serán menores de lo que las Bolsas están descontando. En la anterior semana, Citi tomó una decisión similar, mientras que Fortis señaló que es una sólida opción de inversión.

Desde España, los analistas de Inverseguros, que recomiendan comprar, analizan el plan de recompra de títulos anunciado por César Alierta. 'No nos sorprende ya que el grupo siempre ha vinculado la recompra de acciones a dos condiciones: la suficiente generación de caja y la cotización, por lo que es de esperar que aproveche momentos como el actual', señalan. Destacan que si se suma este programa con los dividendos, la rentabilidad para el accionista está en el 6,5%. Estos expertos consideran, asimismo, que sus negocios son más sólidos que los de sus competidoras.

Visión estratégica a largo plazo

Según Alicia Jiménez, de Self Trade, Telefónica no descuida los mensajes a los inversores para no ser castigada en el mercado bursátil, y éstos pueden ir más dirigidos a quienes están más interesados en el corto plazo. Se trata, por ejemplo, de la remuneración a los accionistas o del control de costes y de la deuda financiera. Pero añade que, especialmente desde que llegó Alierta a la presidencia, se ha movido con una claves estratégicas con el horizonte del largo plazo, tanto en lo que afecta a la diversificación geográfica, alianzas empresariales, política de productos y respuesta a la demandas del mercado. Destaca, por ejemplo, la expansión en Europa para no depender tanto del mercado doméstico y de América Latina, sus conversaciones con Apple, así como su clara apuesta por el ADSL para prestar servicios de alta velocidad.

Como consecuencia, aunque matiza que puede ser penalizada en Bolsa como el resto del sector, es la compañía con mejor visibilidad de las 'telecos' europeas. Aunque sea una apuesta cara al futuro, los expertos valoran su presencia en la operadora de internet China Unicom, en donde llegará el 10% del capital.