Lanzamiento

Una cartera, diez profesionales y total libertad de gestión

Skandia lanza un fondo de Bolsa europea en la que participan 10 gestores de prestigio

Las mejores ideas de 10 de los mejores gestores. Ese el planteamiento de Skandia European Best Ideas, un fondo de renta variable europea que ha lanzado Skandia Global Funds. La idea es sencilla: consiste en dar libertad total a 10 gestores para que formen una cartera y combinarlos en un solo fondo. No existen límites: ni sectoriales, ni geográficos ni de relación a índices bursátiles. Tan sólo apuestas de inversión concretas y una filosofía basada en la elección de valores y en la creación de carteras concentradas, formadas por no más de 50 valores.

'Los gestores pueden tener hasta un 25% en un sólo valor', explica Mercedes Aspiroz, responsable de Skandia Global Funds para España. Cada gestor se encarga del 10% de la cartera, y se eligen de manera que los estilos de gestión, aun siendo de renta variable, sean diferentes, lo que permite diversificar el fondo. 'Lo bueno de este fondo es que aunque las carteras están muy concentradas, la diversificación es muy elevada, porque hay 10 profesionales distintos gestionándolo', sostiene Hugh Cuthbert, gestor de la firma escocesa SVM y uno de los elegidos para encargarse de un 10% de la cartera.

Junto a Cuthbert, gestionan la cartera otros nueve profesionales de otras tantas gestoras: Barry Norris, de Argonaut; Terry Burnham, de Acadian; Crispin Odey, de Odey; Tobias Klein, de First Private; Dirk Enderlein, de Allianz; James Buckley, de Barings; Roger Guy, de Gartmore; James Inglis-Jones, de Liontrust, y Didier Le Menestrel, de Financière de l'Echiquier. Muchas de estas firmas son boutiques especializadas en un tipo de gestión muy concreta.

Por ejemplo, Tobias Klein, de First Private, aplica estrategias cuantitativas para formar su cartera. 'Analizamos el comportamiento pasado de los valores para aprender de él', explica. 'Identificamos estrategias robustas que se han comportado bien en mercados alcistas y bajistas'.

La gestión de Hugh Cuthbert, por el contrario, es más artesanal. 'Visitamos compañías y hacemos análisis propios; es difícil batir al mercado si sólo utilizas la información que emana de él', explica.

Son dos gestores con dos formas diferentes de aproximarse a la Bolsa. Pero el resultado en ambos casos es una cartera de renta variable europea llamada a batir al mercado en un plazo amplio, de al menos cinco años.

¿Coinciden en sus apuestas los 10 gestores? 'En estos momentos hay cinco acciones que tienen varios gestores, pero la suma de esas participaciones no superan el 5% del fondo, que es el único límite que imponemos', explica Aspiroz.