Subida

Las Bolsas rebotan al diluirse el temor a más alzas de tipos

Sesión volátil donde las haya. Las Bolsas vivieron ayer una jornada de ida y vuelta que culminó con fuertes subidas en los principales índices, después de que se disiparan los temores a nuevas subidas de tipos tanto en EE UU como en la zona euro. El Ibex ganó un 1,04%, hasta los 11.980,1 puntos.

Trichet se atuvo al guión y subió los tipos de interés un cuarto de punto, hasta el 4,25% para combatir la escalada de los precios de la energía y evitar, según su argumentario, su trasvase a los salarios. Pero dejó entrever que esta subida, la primera en 13 meses, ha sido excepcional, única.

Casi a la misma hora, los inversores conocían el dato de paro de Estados Unidos, que en junio perdió 62.000 empleos y sitúa la cifra de paro en el 5,5%, la mayor en cuatro años. El mercado no esperaba un dato tan malo, pero los inversores se tomaron a bien la cifra, porque interpretan que la situación económica es mala; tanto como para que la Reserva Federal no suba los tipos a pesar del alza de los precios.

Este dato fue el detonante para que las Bolsas comenzaran a subir, y pone de relieve la animadversión del mercado al encarecimiento del precio del dinero.

En España, el Ibex 35 se anotó un alza del 1,04% hasta 11.980,1 puntos. Durante la sesión llegó a recuperar la cota de los 12.000, pero no fue capaz de mantenerlos al cierre. La jornada se desarrolló con bastante volumen. Se negociaron acciones por valor de 5.190 millones de euros, de los que 4.218 se intercambiaron en el mercado abierto. Telefónica (+1,80%), Iberdrola (+2,93%) y Santander (+1,54%) obraron el alza del Ibex. La teleco se vio favorecida por un informe de Merrill Lynch, que ha incluido a la compañía en su lista de valores favoritos.

El resto de Europa se apuntó también al rebote. El Euro Stoxx 50 sumó un 1,34%. El Cac parisino y el Footsie londinense registraron alzas del 1,11% y del 0,95%, respectivamente. El sector bancario tiró de las Bolsas tras un avance del 2,5%, la segunda subida consecutiva después del fuerte castigo de las últimas sesiones. Materias primas, químicas y petroleras registraron los mayores descensos, a pesar del alza del crudo, que llegó a comprarse en Europa sobre los 146 dólares el barril.

La sesión en EE UU fue anómala, víspera de puente por la celebración del 4 de julio. Los mercados abrieron tan sólo media jornada, pero fue suficiente para recoger el optimismo por las perspectivas de tipos. El Dow Jones ganó al cierre un 0,65% y el S&P 500, un 0,11%. El Nasdaq cedió un 0,27%.

Las claves de la sesión

El BCE sube los tipos al 4,25%

El Banco Central Europeo cumplió lo prometido y elevó ayer los tipos de interés al 4,25%. No obstante, el presidente del organismo, Jean-Claude Trichet, dijo que dicha subida podría ser suficiente por el momento. Matizó, eso sí, que actuará para garantizar la estabilidad de precios cuando sea necesario.

El empleo en EE UU empeora

62.000 empleos menos. Ese es el saldo para el mes de junio de la economía estadounidense. La cifra deja la tasa de desempleo en el 5,5%, superior al 5,4% previsto. Estados Unidos ha destruido 438.000 empleos en el primer semestre, un indicador bastante fiable de que la economía podría estar en recesión.

Nuevo récord del petróleo

El precio del petróleo no encuentra freno en su escalada. Ayer volvió a dispararse desde primera hora. El barril de Brent, de referencia en Europa, llegó a cotizar sobre los 146 dólares, y el West Texas, referencia en EE UU, sobre los 145. La materia prima subió ayer por los temores a un ataque de Israel sobre Irán.

El euro cede terreno

El mal dato de empleo en Estados Unidos y las palabras de Jean-Claude Trichet impulsaron ayer al dólar frente al euro. La divisa europea cayó desde la zona de 1,59 dólares hasta situarse por debajo de 1,57. El euro se había apreciado con fuerza desde que a mediados de junio Trichet adelantara la subida de tipos de ayer.