La Bolsa, en mínimos

La deuda roza máximos por la expectativa de que el BCE suba tipos

Los inversores dan por hecho que el Banco Central Europeo (BCE) cumplirá mañana su palabra y endurecerá su política monetaria en un cuarto de punto, hasta el 4,25%. Así al menos lo han descontado en las últimas semanas los bonos, cuyas rentabilidades han rozado máximos en seis años.

La inflación en la zona del euro se disparó el pasado junio hasta el 4%, el doble del objetivo oficial que tiene marcado en su mandato el BCE. Este dato, que refleja una nueva subida de tres décimas en los precios, ha sido la puntilla que ha confirmado a los mercados que al presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, no le temblará la mano este jueves y subirá los tipos de interés otro cuarto de punto, hasta el 4,25%, para intentar combatir la escalada de la inflación.

Eso es al menos lo que anticipó hace menos de un mes. Entonces, Trichet sugirió que, a pesar de los síntomas de desaceleración económica, el próximo movimiento de tipos del BCE podría ser al alza. 'Lo que no tendría sentido es no hacerlo ahora. En ese caso, mermaría su credibilidad', comenta José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

De hecho, los mercados de deuda han descontado ya esta decisión. La rentabilidad del bono español a dos años, que se mueve en sentido inverso a los precios, ha pasado de cotizar el pasado viernes en el 4,59% a situarse ayer en el entorno del 4,75%. La deuda a diez años también ha rozado niveles de hace seis años (el lunes el rendimiento se colocó en el 4,9%), aunque ayer el mercado se tomaba un respiro al cerrar en el 4,88%.

El euríbor a un año se ha disparado hasta el 5,42% y el euríbor a tres meses hasta el 4,95%, aunque estas cifras reflejan en gran medida las fuertes tensiones que existen en los mercados de crédito además de las expectativas de subidas en los tipos oficiales.

Inflación

La principal incógnita ahora es, según los expertos, el tono que utilizará el Banco Central Europeo en su comunicado posterior a la reunión. La opinión mayoritaria es que optará, siendo fiel a su estilo, por un mensaje bastante neutral.

'Mantendrá las previsiones abiertas. Es posible que advierta que harán todo lo posible por controlar la inflación, pero insista al mismo tiempo en que son conscientes de la situación macroeconómica', señala Antonio Villarroya, jefe global de estrategia de tipos en Merrill Lynch. Este experto apunta la posibilidad, además, de que ésta no sea la última subida del precio del dinero en Europa. 'Puede haber otro movimiento al alza de un cuarto de punto en octubre'.

Medidas adicionales

En los últimos meses, el BCE ha recibido fuertes críticas por su gestión durante una crisis que dura ya un año. Mientras que la Reserva Federal estadounidense ha bajado los tipos hasta el 2%, la autoridad europea se ha mantenido firme en que su prioridad es controlar la inflación y, por tanto, el actual panorama económico lo que demanda es un endurecimiento monetario. Ello ha provocado que el diferencial de los tipos de interés entre ambas áreas se haya ampliado ya a tres puntos.

'Con la subida, Trichet pretende evitar que la escalada del precio del petróleo (ayer tocó un nuevo récord histórico por encima de los 143 dólares por barril) se traslade a los salarios', justifica José Luis Martínez.

Este experto añade que no hay que descartar que el Banco Central Europeo anuncie en breve otras medidas adicionales para intentar estimular la liquidez en los mercados, como por ejemplo inyecciones de fondos a un tipo fijo.

Las salidas a Bolsa en los mercados del mundo caen al nivel más bajo en cinco años

Las ofertas públicas de venta de acciones (OPV) han alcanzado en el primer semestre de 2008 su nivel más bajo desde 2003 en todo el mundo, y pocos inversores esperan una recuperación por el momento debido a la debilidad de la economía.

Hasta junio de este año, 333 empresas salieron a Bolsa, por debajo de las 702 de un año antes, según datos recopilados por Bloomberg. Los 73.200 millones de dólares captados (46.335 millones de euros) fueron un 41% menos que durante la primera mitad del año pasado, y el volumen más bajo desde 2005.

Las OPV son uno de los negocios más rentables de Wall Street y la desaceleración ha reducido las comisiones por colocación en casi el 50%, a 1.532 millones.

Al menos 166 empresas han retirado o pospuesto sus operaciones de salida a Bolsa, más del doble que el primer semestre de 2007. Alrededor de un tercio de éstas eran empresas estadounidenses, como Forum Oilfield Technologies, un fabricante de equipo para perforaciones petrolíferas.

Moody's reconoce que varios de sus empleados violaron el código de conducta de la firma

La agencia de calificación de riesgo Moody's reconoció ayer que tomará medidas disciplinarias contra algunos de sus empleados que violaron el código de conducta de la entidad al asignar rating a varios instrumentos financieros. La investigación interna, llevada a cabo por la firma Sulivan & Cromwell, se ha ocupado de los fallos cometidos en la calificación de obligaciones de deuda de proporciones constantes (conocidos como CPDO en sus siglas en inglés), valoradas en 2.535 millones de euros.

Un error informático provocó que Moody's otorgara un rating triple A, el máximo escalón concedido por la agencia, a numerosos productos de deuda. 'Algunos miembros del comité de vigilancia de CPDO tuvieron en cuenta factores inadecuados en el proceso de calificación a la hora de revisar los ratings de CPDO tras conocerse el error del modelo', señaló ayer Moody's.

La agencia de calificación crediticia ha nombrado a un nuevo responsable provisional de la unidad de finanzas estructuradas en sustitución de Noel Kirnon.

La Fed se reúne en agosto

En EE UU se han enfriado las expectativas de un nuevo movimiento en los tipos de interés para la reunión de agosto. Hace una semana, el mercado daba más de un 37% de probabilidades a que la Fed decidiría subir 0,25 puntos el precio del dinero, hasta el 2,25%, para atajar la inflación, frente al 20,1% de ahora. Las apuestas por un recorte son nulas. Desde que estalló la crisis, la Reserva Federal ha bajado los tipos en 3,25 puntos, hasta el 2%. Algunos expertos, no obstante, no descartan más recortes. 'A lo mejor otro cuarto de punto a finales de año, depende de cómo evoluciones la actual situación', dice Martínez.