Turismo

El Gobierno advierte de que 2009 será un mal año para el turismo

El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, ha insistido hoy en que el número de visitantes que recibirá España durante este verano se situará en cifras "muy similares" a las de 2007 o ligeramente superiores, aunque gastarán de forma más contenida, de tal manera que las mayores "incertidumbres" se desplazarán al año 2009.

Mesquida ha cifrado en algo más de 60 millones de personas los turistas extranjeros que visitarán España como destino vacacional, según las previsiones de la Secretaría de Estado, lo que supone un incremento respecto al año anterior, en que se alcanzaron los 59,2 millones de turistas. Estas perspectivas, sin embargo, no coinciden con las de hosteleros y hoteleros, que prevén un ligero retroceso durante esta temporada.

No obstante, Mesquida ha reconocido que sobre el sector planean algunas "amenazas" y aspectos que pueden influir negativamente, pero ha reitertado que el turismo "resiste mejor" que otros sectores la ralentización económica. En este sentido, ha mencionado el incremento del precio de los combusibles que calculó en un 83% en un año, la paridad del euro con la libra esterlina o con el dólar, la evolución del IPC y de los tipos de interés o la ralentización económica que afecta a muchos de los mercados emisores de turismo hacia España.

Mesquida ha aclarado que los datos que maneja con los representantes del sector y touroperadores extranjeros para este verano "coinciden" en prever una temporada similar a la del 2007 y en contemplar con mayor preocupación el año 2009. "En función de la evolución de las amenazas, hay que manifestar una cierta preocupación por la incertidumbre en relación al año 2009", ha explicado.

En este sentido, ha insistido en que mientras los factores que están afectando a la situación económica mundial "estén ahí", se mantendrá una "mayor incertidumbre" de cara al 2009, y ello a pesar de que el sector turístico es uno de los que "mejor está resistiendo la ralentización porque es un sector muy consolidado". Ante esta situación, ha señalado que "hay que seguir invirtiendo" y ha apuntado que desde la Administración se seguirá "pendiente" de un sector fundamental.

El turístico es un sector en el que no se han producido burbujas como las vividas en el tecnológico o inmobiliario. "Llevamos más de 15 años con un crecimiento sostenido, lo que aporta fortaleza a las empresas, que se encuentran mejor preparadas que antes para afrontar la situación y con un mayor grado de internacionalización que hace que el turismo se esté revelando como un sector que mantiene una buena actividad", ha concluído.

El secretario de Estado de Turismo ha realizado estas declaraciones tras la firma de un convenio entre la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur) y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), enmarcado dentro del Plan Turismo Horizonte 2020, con el que se pretende la adaptación tecnológica del sector hotelero, fundamentalmente de las pymes, y que cuenta con una inversión de 320.000 euros para 2008.