Crisis crediticia

Las turbulencias crediticias se extenderán hasta el 2009, según Morgan Stanley

La crisis crediticia se extenderá hasta finales de 2009 y la exposición a los riesgosos activos hipotecarios provocarán amortizaciones adicionales, a medida que los bancos de inversión traten de sacarlos de sus balances, según aseguró un grupo de analistas de Morgan Stanley.

"Los fracasos en el manejo del riesgo en la crisis crediticia continuarán pesando sobre el grupo, mientras las corredurías intenten restar activos sin liquidez, sacar la deuda de los balances, y fortalecer las posiciones de liquidez y capital", comentaron los analistas Patrick Pinschmidt y Avi Ghosh.

Su recomendación sobre las acciones de Goldman Sachs y Lehman Brothers fue la de "aumentar cartera", con precios objetivos de 205 y 31 dólares, respectivamente.

Los analistas estimaron que Merrill Lynch amortizará 6.400 millones de dólares adicionales, antes de impuestos, en los próximos tres trimestres y que necesitará levantar capitales por 4.000 millones de dólares durante este año. A Merrill le adjudicaron una recomendación "similar al promedio del mercado".

Tanto Merrill como Lehman son susceptibles de seguir recibiendo impactos de la crisis crediticia, pero Lehman ya ha recaudado capital suficiente para absorber las pérdidas estimadas para los próximos dos trimestres, dijeron. "Es altamente improbable una venta de emergencia a un precio rebajado (de Lehman) y, por tanto, no vemos razones para que la firma explore una venta en esta coyuntura".