Ajuste inmobiliario

El mercado inmobiliario español crecía "a un ritmo insostenible", según el Banco de Francia

El mercado inmobiliario español crecía a un ritmo insostenible y el parón actual constituye ¢una buena noticia¢, según el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, que contrapone la situación en España con la de su país.

¢El mercado inmobiliario ha tenido en varios países un crecimiento demasiado rápido y demasiado fuerte. Los precios han alcanzado niveles demasiado elevados para muchas familias¢, respondió Noyer en una entrevista publicada hoy por Le Monde¢ al ser preguntado por si el bajón constatado en España preludia una crisis del sector en Europa.

Señaló que el mercado ha de sanearse y marcó diferencias entre la situación española y la de otros países. ¢Francia, como Alemania, no están en la situación de España, donde el ritmo de construcción de viviendas y el crecimiento de los precios inmobiliarios eran insostenibles¢, aseguró el gobernador, que a continuación remachó que ¢nuestro mercado inmobiliario no está en crisis¢.

Por otra parte, Noyer estimó que las presiones inflacionistas son ¢una amenaza todavía más importante¢ para la economía que la crisis de los créditos de alto riesgo en Estados Unidos (¢subprime¢).

Consideró que las políticas monetarias ¢demasiado flexibles¢ que se han llevado a cabo en países emergentes, cuyas monedas están vinculadas a la cotización del dólar, ¢tienen una gran responsabilidad en el aumento de la inflación y en los desequilibrios mundiales¢.

Insistió en que hay que evitar que la espiral inflacionista se transmita a los salarios y a los márgenes de las empresas: ¢no hay que repetir los mismos errores cometidos en los años 70¢.

Si no se impidiera ese contagio, ¢entraríamos en una espiral de inflación desfavorable para el crecimiento y para el poder adquisitivo, y los tipos de interés a largo plazo subirían fuertemente¢, señaló.

Interrogado sobre si el incremento de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) es el inicio de un ciclo de encarecimiento del dinero, contestó que ¢eso no fue lo que dijo¢ el presidente de la entidad emisora, Jean-Claude Trichet.

Trichet, mostró hoy su preocupación por la persistencia de una inflación elevada en la Zona Euro y dejó claro que esta institución está ¢determinada¢ a garantizar el ¢anclaje firme de las expectativas de inflación a largo plazo¢.

Ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Trichet hizo hincapié en que el control de los precios ¢es un requisito esencial¢ para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El gobernador del Banco de Francia argumentó que el BCE nunca ha tenido una política para mantener un euro fuerte, y que un determinado tipo de cambio no es un objetivo de la entidad.

En todo caso, constató que ¢el refuerzo del dólar (frente a la moneda única europea) parece tener un efecto benéfico sobre la evolución del precio del petróleo, y por tanto de la inflación¢