Féliz Jiménez

'Hidalgo es el primer inversor de la República Dominicana'

Es el único ministro que ha repetido dos veces en el cargo en su país. Félix Jiménez, ministro de Turismo de la República Dominicana de 1996 a 2000 y de 2004 a 2008, ultima los meses de su segundo mandato convenciendo de que es posible un turismo sostenible, diferente al de playa vendido hasta ahora.

La República Dominicana fue el primer destino del Caribe donde invirtieron los hoteleros baleares hace ya veinte años. A pesar de que en 2007 Estados Unidos fue el principal inversor en la isla, se prevé que a partir de este año España le desbanque en puesto número uno: Meliá y otras empresas turísticas españolas invertirán alrededor de 3.780 millones de euros hasta 2012 en hoteles, campos de golf y proyectos inmobiliarios.

Su modelo de negocio ha sido siempre el 'todo incluido', ¿se gana dinero de este modo?

Estamos en un periodo de cambio. En realidad, estamos pasando de ser un destino todo incluido relativamente barato a uno diversificado con oferta de más alto nivel. Para hacerse una idea durante el 2007 el coste medio de las habitaciones superó los 90.000 euros en comparación con los 25.000 de diez años atrás.

Juan José Hidalgo es accionista de la recién estrenada Air Dominicana y además ha anunciado grandes proyectos inmobiliarios en la isla, ¿alguno más?

En Air Dominicana. Juan José Hidalgo es el accionista privado mayoritario con el 15%, pero el Estado es el socio principal. Pero Pepe tiene muchos otros proyectos allí. æpermil;l es con diferencia el principal inversor en la República Dominicana. Para hacernos una idea de lo que confía en el despegue de la isla, su aerolínea, Air Europa va a incrementar este verano en un 40% sus vuelos desde España. Allá valoramos mucho a Pepe. Y además de hoteles, tiene proyectos residenciales y campos de golf

¿Sus inversiones superan, incluso, a las grandes hoteleras españolas?

Sí. Aun así, todas las cadenas hoteleras y turísticas de España están desarrollando complejos turísticos y de golf en la isla: Meliá, Barceló, Globalia -que es la de Pepe-, Bahía Príncipe, Riu, Fiesta -propiedad de Abel Matutes-.... Todas están aumentando sus inversiones en la República Dominicana porque es el destino que más crece en todo el Caribe.

A nivel mundial las empresas invertirán hasta 2012, 5.400 millones de euros en el sector turístico de la República Dominicana , que comprende campos de golf, marina y desarrollo inmobiliario. El 70% de ese capital 3.780 millones de euros va a ser capital español.

Usted tenía muy buena relación con el anterior presidente de Baleares, Jaume Matas, por las inversiones de las hoteleras isleñas en el Caribe, ¿cómo es su relación con el actual presidente?

Los empresarios baleares son los principales hoteleros en el área del Caribe, y en la República Dominicana, por ello tenemos que tener buenas relaciones con el gobierno de allí. Yo tenía una excelente relación con Jaume Matas y quiero extender los acuerdos que le planteé en materia de formación al actual gobierno al que visitaré pronto.

Su principal emisor de turistas es Estados Unidos, ¿cómo afrontan una posible caída de turistas?

En lo que llevamos de año los turistas estadounidenses han aumentado un 6,7% con respecto al año anterior, así que aún no se ha notado. De todas formas ya han anunciado una reducción de sus vuelos. En general, de manera ordinaria, en septiembre reducen sus vuelos, pero esta vez los reducirán por tres. Supondrá 400.000 asientos menos.

Sin embargo, desde Europa mantienen las frecuencias de vuelo. Y en el caso del español se ha más que duplicado en los últimos cinco años. Este año llevamos un 5,5% más.

¿Se plantean depender menos del turismo?

En gran mediada la economía dominicana gira alrededor del turismo. Un 25% del total de la economía está directa o indirectamente relacionada con el turismo. De hecho nuestra meta es generar más de 3.200 millones de euros como ingresos turísticos anuales a partir de 2012 e incrementar en unos 170.000 el número de visitantes cada año.

El golf, la base de su turismo sostenible

Sus playas están clasificadas por la Unesco como unas de las mejores del mundo, pero ahora casi reniegan de ellas. Ya no quieren ser un destino 'sólo de playa' y ahora explotan su lado más sostenible en el golf y en el mundo submarino. 'Allí no tenemos problemas de agua' asegura Jiménez, 'vivimos en la isla del Caribe que tiene más ríos'. La sostenibilidad en la que se basa el gobierno de la República Dominicana 'no pasa por la preservación bruta tal cual está, si no en el uso racional del turismo, así como desarrollo de las infraestructuras para que todos los puntos del país estén más accesibles'. Con el plan que elaboran ahora desde el gobierno intentan escapar del 'todo incluido' que ha imperado durante veinte años y desligarse un poco de la dependencia de los touroperadores internacionales que guiaban como y donde se gastaría el dinero el turista.