Turbulencias financieras

La banca española tendrá que hacer ajustes en el "coste del crédito", según Almunia

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, considera que las condiciones ¢difíciles¢ que atraviesan los mercados financieros internacionales obligarán a las entidades financieras españolas a realizar ajustes ¢sobre la cantidad y el coste de crédito¢.

Almunia se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación después de que el periódico El País publicara hoy que las entidades españolas necesitan conseguir 62.000 millones de euros más hasta fin de año para hacer frente a los vencimientos.

El comisario explicó que los mercados financieros están atravesando ¢tensiones¢ desde agosto del año pasado como consecuencia de las hipotecas 'suprime' de Estados Unidos y los ¢excesos¢ de los mercados financieros en los últimos años.

Esta situación no ha tenido repercusiones en España ¢como en otros países, donde ha habido entidades financieras que han perdido mucho dinero porque han invertido mal, en productos que no valen nada o casi nada¢.

No obstante, continuó Almunia, en España las entidades financieras con necesidad de refinanciar sus deudas se enfrentan a unos mercados financieros ¢con condiciones más difíciles, con tipos de interés más caros para prestar y con cantidades de endeudamiento más pequeñas que tendrán consecuencias, no sobre la solvencia de las entidades, pero sí sobre la cantidad de crédito y el coste de crédito¢, dijo el comisario.

El comisario europeo se pronunció así antes de impartir en Zaragoza la conferencia 'Diez años de Unión Económica Monetaria: balance y retos para el futuro' en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, dentro de unas jornadas de análisis sobre los grandes retos de Europa.

"Bases sólidas para afrontar la desaceleración

Pese a ello, Almunia cree que que España tiene unas ¢bases sólidas¢ para afrontar con ¢confianza¢ el actual ciclo de desaceleración económica.

El comisario destacó que, en comparación con la anterior etapa de desaceleración económica registrada a principios de los noventa, España tiene ahora un mayor crecimiento y mucho más empleo, si bien apuntó la necesidad de ¢proseguir¢ con las políticas de educación, nuevas tecnologías, innovación e integración.

Nuevos "desafíos

A pesar de ver el futuro con ¢confianza¢, Almunia reconoció que el mundo se enfrenta a ¢nuevos desafíos importantes de subidas de precios, problemas en el sistema de financiación, cambios tecnológicos, globalización e inmigración¢, a los que Europa tiene que ¢reaccionar¢ unida.

Advirtió de que Estados Unidos, la mayor economía del planeta, atraviesa ¢problemas mucho más importantes¢ que Europa, al igual que los países en vías de desarrollo que no son productores de petróleo y que ¢tienen unos problemas tremendos de hambre y desnutrición¢.