Ignacio Cantos-Figueroa

'La corrección de la Bolsa era necesaria'

Su reciente nombramiento coincide con un momento complicado para las Bolsas. No quiere dar un mensaje pesimista, pero no acaba de ver un cambio de tendencia.

Ignacio Cantos-Figuerola tiene 38 años y cuenta con una dilatada experiencia en el mundo financiero. Acaba de ser nombrado director de inversiones de Atlas Capital, y con anterioridad trabajó en el departamento de intermediación de renta variable en AB Asesores, ocupó la dirección de inversiones en Iberagentes Gestión Colectiva y fue responsable de la oficina de Cajamar Banca Privada en Madrid. Su posición actual con respecto a la Bolsa es ¢francamente cauta¢.

PREGUNTA. A un año del estallido de la crisis subprime, ¿considera que ha habido una sobrerreacción de las Bolsas o un ajuste?

RESPUESTA. Se ha producido un ajuste que era bastante necesario y a la larga saludable. El sistema financiero tiene un tamaño determinado y estaba por encima por distintos instrumentos que iban tanto repartiendo los riesgos como haciendo derivados de los derivados del riesgo, y en consecuencia haciéndolo crecer. Se está ajustando al volumen real y eso, desgraciadamente, conlleva un acople duro.

Se dice que los mercados han descontado ya lo peor de la crisis. Pero ¿por qué no suben?

Se habla de descuentos entre el 15% y 20% en los mercados, pero el problema está en que las Bolsas tienden a adelantarse a la economía y nadie tiene claro que los peores datos económicos los hayamos visto ya; por lo tanto, las valoraciones son relativas. Hay sectores donde creemos que los beneficios van a caer, y lo que se considera ahora una buena valoración puede dejar de serlo. Eso es lo que estamos tratando de medir.

¿Qué sectores españoles pueden ser los más afectados en caso de una revisión a la baja de beneficios?

El bancario. Para 2009 se sigue contemplando que la banca mediana, la más ligada al ciclo económico español, tenga incrementos del beneficio entre 3%, 4%, 5%... La mora ya está en el 1,25% en el sistema bancario y en las cajas, en el 1,50%. No nos extrañaría verla sobre el 3% para el final de año o incluso por encima. Eso impactará en los resultados. Y a lo mejor no sólo no vemos incrementos del 3% o 4%, sino caídas en beneficios del 20%, del 30% o del 50%.Hay que pensar que aún quedan muchas provisiones por hacer y el consumo se está complicando. Todo lo ligado a consumo también sufrirá. Estamos bastante infraponderados en España, y sólo hacemos apuestas puntuales con cosas que creemos que no son tan susceptibles al ciclo o que son punteras en su negocio.

¿Qué es más fácil, ver nuevos mínimos o máximos del Ibex?

Unos malos resultados, cualquier tema de contagio de las subprime aumentaría la volatilidad. De aquí a final de año y con la economía deteriorándose lo normal es ver nuevos mínimos.

¿Por qué valores muy recomendados como Telefónica o Santander acumulan importantes pérdidas?

Esas buenas recomendaciones han hecho que la Bolsa española esté más o menos a la par, y hasta hace un mes incluso por encima en rentabilidad en el año, respecto a mercados con economías que están funcionando mucho mejor. Además, Telefónica ha destacado entre las grandes telecos europeas, y a Santander le pasa algo parecido con su sector. Lo que ocurre es que ha cambiado la forma de invertir. La gente no considera, por ejemplo, a Telefónica tanto española como europea y esto hace que no caiga más e incluso que pueda tener una buena reacción.

¿Qué verano y final de año prevé para los mercados?

Después de un junio tan malo como está siendo, probablemente este verano será más tranquilo. Y como las malas noticias van a venir previsiblemente a partir de septiembre (negativos datos macro, más concursos de acreedores, ya no sólo en sectores como la construcción, sino en industrias derivadas), el último trimestre volverá a ser complicado, especialmente para la Bolsa española.

Es una situación difícil para todos los mercados, pero sus economías van mejor.

¿Subirá los tipos el BCE?

Sí, aunque puede hacerlo antes o después del verano. El BCE se hizo a imagen y semejanza del Bundesbank con el mismo objetivo: control de la inflación. En ese sentido la Fed tiene doble visión: controlar la inflación, pero asegurar un crecimiento sostenido y sostenible de la economía. Creo que subirá unos 25 puntos básicos y lo dejará ahí. Hay cierta conciencia de que el petróleo debería volver a niveles que ahora nos parecen normales de 110 euros.

¿Ha tocado techo el euro?

Estamos apostando por un cambio de tendencia.Hay una correlación entre el euro y el petróleo, con lo cual, al final la gente lo que dice es que uno de los motivos para que el euro empezara a recortar es que el petróleo acompañase. Además, EstadosUnidos quiere darle más preponderancia a sus exportaciones para reactivar la economía y eso acabará favoreciendo al dólar. En niveles de 1,55 o 1,60 el dólar habría tocado techo, y se volverá a una cota más confortable en torno a 1,30; no sé si a final de año o dentro de 12 meses.

¢Habrá una recuperación rápida¢

El entorno está complicado para los mercados tal y como apunta Ignacio Cantos-Figuerola. Por eso, no habla de recuperación a la vista, aunque sí considera que cuando llegue será importante. ¢Parta de donde parta, del 11.500, 11.000, o de los niveles actuales, será muy rápida¢, comenta. Para que eso ocurra hace falta que haya confianza.

¢Todos estamos con unas ponderaciones [en la Bolsa] bajas. Hay mucho dinero esperando el momento¢, explica Cantos-Figuerola. Esta mejora, sin embargo, puede venir de la mano de un incremento de la volatilidad. ¢Hay fondos de gestión libre que pueden dar lugar a mayores oscilaciones en la Bolsa. Quizás esos años con volatilidades del 12% hay que olvidarlos y pensar más en un 20%, siendo un buen momento para comprar¢.

A pesar de que aún hay que esperar para la recuperación de la Bolsa, el experto sí cree que se podría empezar a comprar. ¢Lo que no haría es hacerlo con toda la cartera. Lo ideal sería tener en Bolsa sobre un 20% ó 30%. El resto lo dejaríamos para cuando el mercado tocara nuevos mínimos o si la situación mejora para entrar en niveles más altos, pero con mayor seguridad¢.