Mercados

La CNMV sostiene que lo peor de la crisis ha pasado

Carlos Arenillas se declara 'moderadamente optimista'.

El vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Carlos Arenillas, estimó ayer que 'lo peor' de la crisis del sistema financiero derivada de las hipotecas basura originadas en Estados Unidos 'ha podido quedar atrás'. Arenillas, que intervino en un curso organizado por la APIE en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, se mostró 'moderadamente optimista' en este sentido, aunque puntualizó que los efectos adversos de la crisis financiera todavía podrían notarse durante cierto tiempo.

Asimismo, señaló que para afrontar esta situación las entidades son las primeras que deben asumir responsabilidades y que muchas ya lo han hecho, tanto desde el punto de vista económico como reputacional. A su parecer, el sistema financiero internacional se ha vuelto tan 'complejo' que identificar y evaluar riesgos es un reto cada vez mayor y más costoso para las autoridades, por lo que se precisan instrumentos que alerten sobre la generación de desequilibrios de forma más clara y con mayor anticipación.

Por otro lado, Arenillas indicó que sería importante una agilización de la regulación de 'bajo nivel', no de las grandes leyes o grandes decretos, para evitar que las actuaciones tengan que soportar 'procesos parlamentarios largos'.

El vicepresidente de la CNMV descartó que la institución vaya a perder competencias tras la reforma del sistema de supervisión anunciada por el Gobierno. Arenillas explicó que no cree que se produzca una transferencia de funciones hacia el Banco de España. 'Con toda sinceridad, creo que no', respondió ante una pregunta sobre la cesión de competencias.

De acuerdo con lo anunciado por el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, la reforma prevé la concentración de todas las tareas de control de los mercados financieros en dos organismos: el Banco de España, que se encargará de vigilar la solvencia de todo tipo de entidades (incluidas las aseguradoras y las gestoras de valores) y la nueva Comisión Nacional de Servicios Financieros (CNSF), que tendría a su cargo velar por el cumplimiento de las normas de conducta por parte de todos los agentes de los mercados financieros. Con el nuevo esquema, desaparecerá la Dirección General de Seguros y Pensiones.

Arenillas alabó la decisión del Ejecutivo de optar por este modelo de supervisores gemelos (twin peaks, como se conoce en inglés), que ya utilizan países como Holanda, Australia e Italia. Estados Unidos también está poniendo en marcha una iniciativa similar.

Seguimiento 'claro y directo' de Banco Popular

Carlos Arenillas defendió ayer que el organismo supervisor ha hecho un seguimiento 'claro y directo' de los movimientos accionariales en Banco Popular, y resaltó que ha emitido hechos relevantes cuando ha sido necesario. Arenillas resaltó que la CNMV 'ha hecho lo que tenía que hacer', que es 'preguntar y preguntar y dirigirse a los involucrados, y cuando alguien tenía algo que decir, emitir un hecho relevante', si bien reconoció que la cotización de la entidad se ha visto afectada.

El vicepresidente del organismo respondía así a una pregunta sobre la actuación de la CNMV en relación a las variaciones registradas en la cotización en Bolsa de Banco Popular durante algunas sesiones, al calor de rumores acerca de una posible operación.