Finanzas

El Banco de España anima a la banca a pensar en fusiones

El subgobernador del Banco de España, José Viñals, reconoció el viernes que la crisis crediticia internacional y el deterioro del negocio hipotecario pueden provocar fusiones en el sector bancario. Viñals fue claro al afirmar que 'las alianzas, fusiones o adquisiciones pueden llevar a afrontar el futuro de forma más eficiente'.

Preguntado por la posibilidad de fusiones, Viñals reconoció que 'sí, son posibles'; aunque señaló que serán las entidades las que deban valorar en qué medida son necesarias y cómo se llevarán a cabo. 'Si van a suceder, sólo el tiempo lo dirá', apuntó, aunque incidió en los tres tipos de presiones que acosan los beneficios de la banca: la contracción del negocio, el mayor coste de financiación y el aumento de la morosidad. El número dos del supervisor recordó que, a pesar de los desafíos, la banca española está en buena situación para afrontar las turbulencias.

Precisamente, el Banco de España lanzó el viernes un aviso a navegantes para encarar estos tiempos difíciles. Viñals reclamó al sector bancario que 'actualice sus planes de negocio' para adaptarlos a las nuevas circunstancias, especialmente en el caso de los bancos o cajas más expuestos al sector inmobiliario.

El subgobernador, que intervino en un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander organizado por la APIE, desgranó varias recomendaciones para que la industria financiera se pertreche para una etapa en la que 'no podrá volver a disponer de recursos en los mercados internacionales a coste reducido'.

Revisar estrategias

El mensaje más directo fue el referido a la revisión de los planes de negocio. Hasta ahora, pocas firmas han adaptado sus objetivos a la nueva coyuntura y varias han reiterado el mantenimiento de los objetivos estratégicos.

Viñals comentó que, aunque es consciente de que los banqueros ya han comenzado a tomar medidas, considera importante que el Banco de España 'explique con claridad la dirección en la que deben ir las entidades financieras'. En este sentido, el subgobernador pidió a éstas que busquen 'un reequilibrio entre sus fuentes de financiación y sus activos'.

La eficiencia, prioridad para las entidades

José Viñals destacó durante su intervención la necesidad de que los gestores encuentren 'nuevos caminos para la eficiencia' que compensen el encarecimiento de la financiación. Bancos y cajas deberían, a decir del supervisor, controlar más sus gastos y racionalizar sus estructuras. Este tema será clave en la medida en que el aumento de las tasas de morosidad 'ejercerá una mayor presión sobre los márgenes y los beneficios'.

El subgobernador del Banco de España reconoció que la banca ha empezado a asumir que los próximos años no serán tan boyantes como los precedentes. Por eso, algunos ejecutivos sondean nuevos nichos de negocio para ir diversificando las fuentes de ingresos de sus entidades. Uno de los ejemplos es la apuesta de las grandes cajas de ahorros como Caja Madrid y La Caixa por la expansión internacional.