Aerolíneas

Lara diseña un consejo para Vueling sin el control de Iberia

Los accionistas de Vueling van despejando con cuentagotas los detalles de la fusión con Clickair. Josep Piqué, presidente de Vueling, dijo el viernes que es 'cuestión de días' que se dé luz verde a la nueva compañía, que nacerá con un consejo donde Iberia, el socio de referencia, no tendrá el control y en el que la familia Lara ostentará el 14% del capital. La tercera aerolínea del país seguirá en Bolsa y será rentable en 2009.

La nueva aerolínea de bajo coste que surja a raíz de la inminente fusión de Vueling y Clickair tendrá en Iberia 'su socio industrial de referencia', aunque no por ello la aerolínea de bandera tendrá el control de su consejo de administración, según reconoció por primera vez el viernes Josep Piqué, presidente de la aerolínea participada por la familia Lara.

Piqué, que ocupa el cargo desde el pasado noviembre, tiene claro que los intereses de Vueling no deben estar supeditados a los del que será el primer accionista. Iberia controlará más del 30% de la que pasará a ser la tercera aerolínea del país por número de pasajeros transportados. En su órgano de gobierno, Iberia no ostentará la mayoría y en él se dará cabida a gran número de independientes.

El ex ministro se mostró comprometido a salvaguardar la independencia de Vueling frente a Iberia, aunque no quiso desvelar, si como todos los pronósticos indican, ostentará el cargo de primer ejecutivo de la nueva aerolínea. 'Vueling tendrá su propia estructura y aunque buscará sinergias con su socio industrial debe salvaguardar los intereses de sus socios y accionistas', puntualizó. La gestión, en su opinión, también deberá 'de forma celosa' garantizar su autonomía. Durante su intervención en la junta de accionistas de Vueling, Piqué valoró positivamente la fusión en curso. 'La lógica empresarial y las evidentes sinergias no merecen mayor discusión', sentenció. El presidente de Vueling no quiso dejar claro cómo quedará el reparto accionarial de la unión de esta aerolínea con Clickair, aunque si desveló que Inversiones Hemisferio, el primer accionista de Vueling, ostentará el 14% del capital. La fusión se llevará a cabo 'en cuestión de días, no de semanas' mediante el canje de una acción de Vueling por otra de Clickair.

La compañía seguirá cotizando en Bolsa 'para garantizar su transparencia'. Asimismo, adelantó que los planes de ajuste y el freno a su expansión permitirán que la nueva compañía sea rentable en 2009.

Pese a que el primer accionista de Vueling, José Manuel Lara, confía en ratificar el acuerdo de fusión en una junta extraordinaria de accionistas antes de agosto, los directivos de Vueling cree que los escollos de competencia pueden retrasar la aprobación final.

Un plan de ajuste en marcha

Vueling ya ha empezado a aplicar medidas de ajuste para protegerse del avance del precio del petróleo. El director financiero de la compañía, Antonio Grau, reveló que mediante la reducción de rutas no rentables, el aumento de ingresos por pasajero con nuevos productos y la apuesta por otros canales para la venta de billetes, como las agencias de viajes, pueden reportar a la compañía 90 millones de euros. En los últimos meses ha suprimido siete enlaces que eran deficitarios.

La aerolínea, que pretendía cerrar el año con 24 aviones, finalizará finalmente con entre 16 y 18 aeronaves. Algunos de ellos han sido subarrendados a terceros. Josep Piqué es consciente que el proceso de fusión con Clickair ha creado incertidumbre entre la plantilla de Vueling, más de un millar de trabajadores. 'De la operación no van a derivarse grandes cambios', pero sí que reconoció que a nivel directivo puede haber duplicidad de cargos.