Mercados

El Ibex pierde el 12.600 antes de un vencimiento de futuros clave

Las Bolsas se aproximan a los mínimos del año. El deterioro económico, la inflación, la delicada situación de la banca y la crisis crediticia continúan marcando el ritmo de los mercados. El Ibex perdió ayer el nivel clave de los 12.600 puntos, justo un día antes del vencimiento de futuros y opciones, un mal augurio según el análisis técnico.

El panorama bursátil se complica, tanto desde el punto de vista de las cifras económicas como por los aún no solucionados problemas de la banca. Ayer la inesperada caída del índice manufacturero de la Reserva Federal de Filadelfia y las nuevas provisiones millonarias del hipotecario HBOS lastraron los mercados financieros. El precio del petróleo en zona de máximos -el Brent cayó hasta 132 dólares ayer- y los bancos centrales amenazando con subir los tipos de interés son otros factores negativos, que llevaron a la Bolsa española al mínimo desde las fuertes caídas de enero.

El análisis técnico tampoco envía señales halagüeñas. El Ibex perdió ayer los 12.600 puntos. En concreto cerró en 12.585 tras caer el 0,37%. 'La horquilla entre 12.600 y los 12.550 es muy importante. Si se rompe con claridad puede traer miedo porque el mercado lo tendrá difícil para encontrar sujeción en niveles anteriores a los 12.000', explica âscar Germade, de Cortal Consors.

Los expertos, por tanto, no descartan que tras el vencimiento de futuros y opciones de hoy el Ibex se dirija a los mínimos del año, nivel que marcó en 11.937,2 puntos durante la sesión del 22 de enero. 'El interés es vendedor. Existen probabilidades de que el rebote hasta mayo haya estado dentro de una tendencia bajista. Es posible que nos dirijamos a los mínimos del año con sus rebotes. Si los rompe eso aseguraría otro tramo bajista hasta los 10.600 puntos', explica Eduardo Faus, de Renta 4.

La clave para muchos expertos es el precio del petróleo. Los expertos creen que, si no corrige, el mercado se va a poner más negativo, especialmente ahora que tiene que lidiar con previsibles subidas de tipos de interés tanto en Europa como EE UU. El mercado, de hecho, ya descuenta un subida de 25 puntos básicos por parte del BCE en julio y los futuros dan una probabilidad del 88% a una subida de tipos en EE UU después del verano.

Algunos, con todo, mantienen la esperanza. 'Si el petróleo cae y las cercanas subidas de tipos se pueden posponer la Bolsa puede rebotar aunque seguramente lo hará con poco volumen', añade Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

Los expertos coinciden en que la tendencia es lateral bajista pero recuerdan que Wall Street seguirá marcando el ritmo. 'Hay esperanzas alcistas siempre y cuando el S&P 500 no pierda el nivel de los 1.327 puntos', explica Javier Agrela, de Banco Urquijo. Pero otros advierten que mientras el Ibex no supere los 13.050 la situación sigue siendo peligrosa.

De momento, Wall Street superó la prueba ayer. El recorte del crudo permitió que los índices se estabilizaran tras las caídas recientes. El S&P 500 cerró en 1.342,83, con un alza del 0,38%. El Dow Jones ganó el 0,28% y el Nasdaq, el 1,33%. Los inversores sopesaron noticias como los malos datos económicos, la advertencia de resultados de Citi o los comentarios del secretario de Estado, Henry Paulson, sobre la necesidad de cambiar la regulación del sistema financiero.

Los augurios de la estadística

El vencimiento trimestral de derivados que se producirá hoy marcará una sesión clave que también ayudará a definir la tendencia futura de las Bolsas.

'Los vencimientos son impredecibles. No suele ser normal que las Bolsas caigan con fuerza justo ese día. Los normal es después. Si no ocurriera eso se podría interpretar como que las manos fuertes del mercado están posicionadas a la baja', explica José Luis Cárpatos, analista de Serenitymarkets.com. En cualquier caso, este experto recuerda que la tendencia de Wall Street será decisiva y la estadística no acompaña. 'Mucho cuidado la semana que viene porque desde 1998 el Dow Jones nunca ha subido la semana siguiente al vencimiento de derivados del segundo trimestre', añade este experto.

'Será un factor determinante. A principios de año las perspectivas no eran buenas y eso provocó la primera corrección de los mercados. Los inversores no se posicionaron con claridad. Es posible que los vencimientos se acerquen a los anteriores vencimientos trimestrales', explica âscar Germade, de Cortal Consors.