Tecnología

España invirtió 16.000 millones en innovación en 2006, de los que casi 12.000 fueron en I+D

España invirtió 16.000 millones de euros en I+D+i, de los que 11.815 fueron para I+D, según datos del 'Informe 2008 sobre Tecnología e Innovación en España' presentado hoy en la Asamblea Anual de la Fundación Cotec.

Según el informe, presentado en un acto en el que participaron el Rey don Juan Carlos, además del cuerpo directivo de la fundación, los ministros de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia; Sanidad y Consumo, Bernat Soria; e Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, este gasto español en I+D, que supuso un 15% más que en el año anterior, ha pasado de representar el 0,79% del PIB en 1995 al 1,20% en 2006.

Esta aceleración del gasto total español en I+D contrasta con el crecimiento medio en los países europeos de referencia que ha sido sólo del 5% en el último quinquenio.

Por sectores de ejecución destaca el crecimiento del gasto ejecutado por las empresas, que en 2006 ha acentuado todavía más su mejora con un crecimiento del 20% con respecto al año anterior. Los recursos humanos dedicados a la I+D tampoco han dejado de crecer durante ese período, y en 2006 el número de personas dedicadas a actividades de I+D en equivalencia a dedicación plena (EDP) era más del doble que en 1995, y su peso con respecto a la población ocupada, en tanto por mil, ha pasado del 4,9 en 1995 al 9,6 en 2006.

Así, en el año 2006 ya había unas 189.000 personas trabajando en España en actividades de I+D, de las cuales cerca de 116.000 eran investigadores.

Madrid, Cataluña y País Vasco

Por lo que respecta al gasto por comunidades autónomas, se realizó de forma desigual, ya que Madrid, Cataluña y País Vasco gestionan el 60% del gasto.

De este modo, sólo cuatro regiones registraron un gasto superior a la medio nacional: Madrid (1,99%), Navarra (1,92%), País Vasco (1,58%), Cataluña (1,42%) y La Rioja (1,05%). Les sigue Castilla y León (0,98%), Comunidad Valenciana (0,96%), Asturias (0,90%), Andalucía (0,89%), Galicia (0,89%), Aragón (0,88%), Cantabria (0,80%), Murcia (0,75%), Extremadura (0,73%) y Canarias (0,64%).

El Rey pide inculcar interés por la innovación

Por su parte, el Rey Juan Carlos reclamó un sistema educativo que inculque en todos sus niveles y modalidades sepa inculcar el interés por la innovación, haga a la ciudadanía más consciente de su valor y la prepare para incorporarla a su actividad.

Además, animó al sector productivo, a los investigadores españoles y al sistema educativo a fomentar la innovación para mejorar la competitividad. "En efecto, para que nuestro sistema e innovación pueda considerarse adecuadamente estructurado, lo cierto es que aún necesitamos de más actores que recurran a la innovación como herramienta definitoria de su estructura productiva", aseguró.

En primer lugar, subrayó que no sólo las grandes empresas, sino también las pequeñas y medianas (Pymes), han de ser cada vez más conscientes de la exigencia de incorporarse plenamente a un sistema de innovación que les ayude a consolidarse y a triunfar en el mercado global, en el que deben competir.

"Hoy el sistema español de innovación ya es lo suficientemente madura como para que las empresas de menor dimensión encuentren, a través de sus estructuras asociativas, la mejor vía para aprovechar de forma habitual y efectiva las ventajas de la innovación en aras de su mayor crecimiento, eficiencia y competitividad", recalcó.

Igualmente, reclamó que más centros públicos y privados logren generar y transferir la tecnología que requiere el sistema productivo, así como que los investigadores contribuyan a producir y asimilar la tecnología precisa para modernizar el tejido productivo.

Por su parte, el presidente de la Fundación Cotec, José Ángel Sánchez Asiaín, advirtió de que en España todavía no se han obtenido los resultados claros del esfuerzo de impulso del sistema en cuanto a la productividad y a la competitividad.

Balance "positivo" en I+D+i

Finalmente, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián afirmó que el balance de la estrategia de I+D+i en España es "positivo", pero hay que continuar avanzando.

"El Gobierno seguirá aumentando los recursos disponibles para la estrategia de I+D+i y mejorando la colaboración entre los distintos agentes del sistema para lograr el que constituye el objetivo último de su política en I+D+i, reducir la brecha tecnológica entre nuestro país y la Unión Europea, así como entre nuestras Comunidades Autónomas", indicó.

El ministro subrayó que los esfuerzos realizados hasta la fecha en este ámbito han sido "muy significativos", como demuestra el hecho de que en el año 2005 los presupuestos de I+D+i aumentaron casi un 30% con respecto a 2004 y hayan continuado aumentando hasta este año 2008.

Así, en el conjunto del Estado, se ha pasado de 2.904 millones de euros en 2004 dedicados a I+D+i a los 7.678 millones presupuestados para 2008, lo que supone un incremento total de más del 164%, ha indicado.