Infraestructuras

Indra modernizará los sistemas de gestión de tráfico aéreo de Mongolia por 10,4 millones

Indra se ha adjudicado su primer contrato en Mongolia, valorado en 10,4 millones de euros, que contempla la modernización de los sistemas de gestión y control de tráfico aéreo del país en el plazo de un año, informó hoy la compañía tecnológica.

En concreto, Indra se encargará del suministro, instalación y puesta en funcionamiento de tres sistemas de vigilancia y control y cuatro sistemas de radioayudas a la navegación para la Autoridad de Aviación Civil de Mongolia (MCAA).

Según los términos del contrato, Indra desarrollará e implantará tres sistemas de radar secundario monopulso (MSSR) en Modo-S en las regiones de Muren, Ulaanbaatar y Bor-Undur. Estos sistemas permiten establecer un enlace de datos directo con la aeronave con una capacidad de transmisión de información superior a la que ofrecen sistemas convencionales.

Asimismo, implantará en Mongolia cuatro sistemas de radioayuda a la navegación (DVOR/DME) que se situarán en los aeropuertos de Ulaanbaatar, Meren, Urgamal y Enderkhaan. Estos sistemas emiten una señal con la que los aviones comprueban su posición y la ruta que deben seguir hacia su aeropuerto de destino.

INDRA 8,19 0,49%

Paralelamente, Indra se ha adjudicado el suministro, instalación y puesta en operación de un sistema de vigilancia y control de superficie para el aeropuerto de Donetsk, en Ucrania, por 1,6 millones de euros y un plazo de ejecución de un año.

La compañía explicó que este sistema de vigilancia y control de superficie permitirá a los controladores tener visibilidad del movimiento de aviones, vehículos u obstáculos en las pistas, con independencia de las condiciones meteorológicas.

Se trata de un sistema de radar de superficie (SMR) sencillo de operar, con una alta resolución, de unos seis metros, que ofrece una alta fiabilidad, y que requiere un bajo mantenimiento, lo que reduce el coste de su ciclo de vida, explicó la compañía.

El contrato firmado en Ucrania se suma a los conseguidos por Indra en Lituania y Argel para implantar este mismo tipo de sistemas, y refuerza la posición de la compañía en el segmento de los sistemas de vigilancia y control de superficie, que está experimentando una creciente demanda.