Operación

Iberdrola reconsiderará la compra de Energy East si se le limita la inversión en renovables

Iberdrola reconsiderará la adquisición de Energy East en caso de que el regulador neoyorquino, la Public Service Commission (PSC), limite su capacidad de inversión en energías renovables en el Estado de Nueva York, indicaron fuentes de la compañía.

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán recuerda que, en caso de que se apruebe la adquisición, tiene previsto invertir 2.000 millones de dólares (1.300 millones de euros) en el Estado en los próximos años para instalar 1.000 megavatios (MW) nuevos de parques eólicos, lo que permitirá el cumplimiento de los objetivos medioambientales de la región.

El juez administrativo Rafael Epstein ha publicado hoy su informe no vinculante sobre la adquisición, en el que rechaza la compra si no es con duras condiciones. La comisión de la PSC deberá adoptar una decisión final.

Iberdrola recuerda que existen precendentes en los que este organismo no ha seguido las recomendaciones no vinculantes emitidas por jueces sobre operaciones empresariales similares. Además, la eléctrica advierte de que es ¢prioritario¢ para su actividad que no se limite su capacidad de inversión en renovables y de que las cuantías económicas que pudieran imponérsele sobre la transacción podrían impedirle seguir adelante con el proceso de compra.

IBERDROLA 9,32 0,54%

Las fuentes señalan también que el grupo confía en el ¢desenlace positivo¢ del proceso de aprobación de la compra de Energy East y que, en caso de que no pudiera adquirir esta empresa, se mantendrían los objetivos de crecimiento en Estados Unidos, a la vista de las oportunidades de inversión en otros estados.

La justicia de EE UU, en contra de la compra

El juez administrativo encargado de cursar la autorización del regulador de Nueva York (New York Public Service Commission, PSC) a la compra de Energy East por parte de Iberdrola ha instado hoy a las autoridades de este Estado a que no apruebe la operación, ya que no responde al interés general de esta Administración.

Ahora, esta decisión judicial da poderes a la mencionada autoridad reguladora de Nueva York -que supervisa los sectores responsables de ofrecer los servicios públicos básicos como la luz o el agua, entre otros- para echar por tierra los planes de la eléctrica vasca de hacerse con el negocio de Energy East, que desarrolla su actividad en los Estados de Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts, en la costa este de Estados Unidos.

"La comisión debería rechazar la transacción porque carece de las potenciales sinergias o beneficios que, sumados a los riesgos implícitos de la compra, significa que un voto contrario evitaría más perjuicios de lo que representaría dejar pasar esta oportunidad", afirma el juez Rafael Epstein en sus conclusiones.

Condiciones

Además, el juez sostiene que, en caso de que se aprueba la operación, deberían imponerse una serie de condiciones para garantizar la interconexión entre las plantas de otros generadores con la red de distribución de Energy East en Nueva York así como obligar a vender cerca de 650 millones de dólares (unos 416,6 millones en euros) en activos.

Precisamente, la decisión del regulador de Nueva York es el último escollo para la adquisición de Energy East, valorada en 6.400 millones de euros (3.400 millones de activos y otros 3.000 millones de deuda). Aunque el resto de los reguladores estatales ya han dado el visto bueno a la operación, el de Nueva York se enfrenta a un expediente más complejo, ya que en ese Estado se encuentra la única planta de generación de Energy East, de 550 megavatios (MW).