Conferencia sectorial

Vivienda y CC AA buscan mejorar la flexibilidad del nuevo Plan de Vivienda

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, dijo hoy que ha pedido a las comunidades autónomas (CCAA) que hagan llegar sus aportaciones al nuevo Plan Estatal de Vivienda 2009-2012 antes del verano, tras la conferencia sectorial celebrada hoy con los representantes autonómicos en materia de vivienda.

La ministra explicó que quiere aunar esas medidas concretas antes del verano con el objetivo de convocar una nueva conferencia sectorial en septiembre, donde profundizarán más en la redacción del Plan.

Corredor confía en que el Plan, que entrará en vigor en 2009, cuente con un "amplio consenso en su redacción" que permita que se apruebe de forma "mayoritaria o total".

En este sentido, la titular de Vivienda recalcó la "buena disposición" de todas las autonomías y valoró la presencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) como representante de los ayuntamientos.

"Tengo una impresión muy positiva", dijo Corredor, quien manifestó su confianza en que, "siendo realistas, mantengamos este nivel de consenso en su redacción".

La titular de Vivienda quiere que el nuevo plan, que contará con la dotación presupuestaria "necesaria", tenga como principal característica la flexibilidad, es decir, que tenga "menos corsés", para hacer más eficaz su adaptación a los reglamentos autonómicos.

Por un lado, Corredor explicó que el plan, que tiene cuatro años de duración, debe poder adaptarse a las peculiaridades autonómicas así como a la coyuntura económica de cada momento ya que, previsiblemente, habrá un punto de inflexión a finales de 2009 o principios de 2010.

La ministra se mostró optimista en el objetivo de alcanzar un Pacto Estatal por la Vivienda, en el que se incorporará la FEMP, los sindicatos, las asociaciones empresariales y del sector, las entidades bancarias, las organizaciones de consumidores, el Consejo de la Juventud y los colegios profesionales.

Recordó que el Ministerio quiere que uno de cada tres nuevos hogares cuente con algún tipo de ayuda de acceso a la vivienda, de forma que el nuevo Plan seguirá apostando por el alquiler y por la rehabilitación y renovación urbana, así como por la vivienda protegida para cumplir el objetivo de promover 1,5 millones de este tipo de inmuebles en 10 años.

Hizo referencia a las medidas adoptadas ya por el Gobierno para atender a la actual situación económica, como la modificación del Plan Estatal de Vivienda vigente, entre las que se encuentran la mejora de la promoción de vivienda concertada o la vivienda protegida en régimen especial.

Asimismo, mencionó las medidas de estímulo económico adoptadas al inicio de la legislatura, como la ampliación de la línea de avales del ICO hasta 5.000 millones de euros para la financiación de vivienda protegida.