Factores a favor del billete verde

La divisa americana levanta siempre expectación. Como activo es uno más sobre el que tomar una decisión de inversión. En nuestra opinión, hoy se adivinan algunos signos que indican que el mercado podría estar cambiando su juicio acerca de la divisa. Desde 2000, el euro se ha revalorizado frente al dólar más de un 80%. Buen negocio para el inversor del área dólar que comprara activos en euros.

La debilidad del dólar puede ser explicada por varios factores que, a en estos ocho años, han tenido diferente preponderancia. Unas veces ha jugado a favor del euro el creciente respeto a una 'joven divisa', otras el momento cíclico, otras los tipos de interés, otras los desequilibrios de EE UU (déficit público y por cuenta corriente), otras el interés de los bancos centrales por diversificar sus reservas… El dólar a 0,84 parecía, con el riesgo que conlleva esta afirmación, caro.

Sin embargo, hoy se empiezan a detectar elementos que apuntan a un cambio de tendencia. Existen factores que interactúan. De un lado parece que EE UU ha alcanzado su 'suelo' cíclico. Tras el fortísimo varapalo de la crisis subprime, la debilidad en el sector inmobiliario y la reducción de los tipos, parece que lo peor ha pasado. Ben Bernanke esta misma semana ha indicado que el riesgo de una desaceleración adicional de la economía se ha reducido notablemente. Adicionalmente, y de forma excepcional, se ha referido a su divisa. De forma más o menos elegante indicó su preocupación porque la divisa no estaba reflejando unos fundamentales relativamente más sólidos de lo que el mercado ha pensado. La recuperación de la curva americana, la reposición de parte de la confianza en los activos en dólares y la certificación de que EE UU podría tener un mejor final de año están bastando para que el dólar deje de caer. Y añadimos dos signos más (no definitivos): hay un cambio en los flujos (se están comprando más activos en dólares) y en el consenso de los responsables de inversión de las gestoras, que giran de Europa a EE UU.

Si es un acierto o no el tiempo lo dirá, pero parece que el riesgo que implicaba tener dólares se ha reducido de forma notable.

Director de análisis y gestión de Inversis Banco.