Construcción

Itínere se compromete a tener un 12% del capital en Bolsa antes de fin de año

La gestora de infraestructuras Itínere, filial de Sacyr Vallehermoso, mantiene el objetivo de aumentar su capital flotante hasta un mínimo del 25%. Tras la OPV y OPS abortadas el 28 de abril, ha pedido a la CNMV seguir cotizando con el compromiso de llegar al 12% antes de fin de año.

Del 30 de junio anterior a un nuevo tope fijado en el 31 de diciembre de 2008. Itínere se ha dado otros seis meses para elevar su capital en Bolsa desde el 2,364% actual hasta un mínimo del 12%, que permita al valor continuar en el parqué. El anuncio, remitido ayer a la CNMV, se produce un día después de que el presidente del órgano regulador, Julio Segura, pidiera que los valores con free float inferior al 10% sean excluidos.

Para mantenerse activa en el mercado de valores la filial de Sacyr argumenta que ha hecho todo lo posible para sacar adelante una oferta pública de venta y suscripción de acciones, que terminó aparcada en abril por la escasa demanda recibida por parte de los inversores extranjeros.

Itínere renueva su promesa de llegar a un mínimo del 25% en Bolsa a través de una colocación protagonizada por su primer accionista. Sacyr no ha escondido su propósito: reducir deuda. A la espera de que sople el viento a favor en los mercados, la compañía lanza un reto algo menor: 'aumentar la distribución de las acciones entre el público para que representen, al menos, el 12% del capital social'.

Promoverá la OPV y la OPS 'en cuanto las condiciones del mercado lo permitan'

Esa colocación de acciones se llevará a cabo 'mediante la realización de una oferta pública de venta y/o suscripción en cuanto las condiciones del mercado lo hagan posible'.

El anuncio vuelve a estar condicionado a una mejora del panorama económico que, previsiblemente, no se producirá a lo largo del segundo semestre. Sin embargo, constituye un balón de oxígeno ante la intención de la CNMV de forzar la exclusión de los valores poco líquidos. El argumento del regulador, dado a conocer durante la comparecencia de Segura ante la Comisión de Economía del Congreso el pasado miércoles, es que las cotizaciones no sean fácilmente manipulables por su estrechez. Para ello, Segura espera una modificación del reglamento de BME y de la Ley del Mercado de Valores.

En este contexto Itínere se ha apresurado a decir que suscribirá un contrato de liquidez sobre sus acciones. Además, asegura que informará, al menos una vez por trimestre, sobre la distribución de sus títulos y las medidas adoptadas para intentar el incremento del capital flotante, 'todo ello a efectos de su mantenimiento en Bolsa'.

Según avanzó CincoDías el 8 de mayo, tras la fallida OPV y OPS que afectaba a más de un 30% del capital, Itínere iba a pedir permiso a la CNMV para mantenerse en Bolsa una vez expirara el plazo del 30 de junio, en el que debía proceder a la exclusión del valor si no tenía éxito en la colocación.