Patronal

Capacidad sancionadora como la de la Comisión de Competencia

Julio Segura insiste en que ve su trabajo al frente de la CNMV como un 'contrato temporal' que, en principio expira el próximo 6 de octubre. Pero mientras tanto, no deja de lanzar ideas para agilizar el sistema de vigilancia financiera. Segura propuso ayer una modificación de la Ley del Mercado de Valores que, además de una reforma en profundidad del espíritu de la Ley, pasa por incrementar la capacidad sancionadora del supervisor, al estilo de la Comisión Nacional de Competencia.

'La Ley presenta insuficiencias', afirmó Segura en el Congreso. El presidente de la CNMV se refirió a los mecanismos para perseguir conductas punibles. 'El instrumento fundamental es la toma de declaración de los presuntos implicados, lo que, salvo en el caso de autoinculpación, hace que las pruebas obtenidas sean sólo indiciarias. Es necesario tener las atribuciones como la Comisión Nacional de Competencia'.

En el capítulo de sanciones, la CNMV propone un sistema de sanciones automáticas. Al mismo tiempo, Segura destacó calificó directamente de 'incentivo' para el fraude el hecho de que en las faltas graves sólo se pueda exigir el dinero obtenido de forma ilícita. 'Si eso mismo se aplicara en el caso de la declaración de la renta, nadie la haría', expuso con ironía el presidente de la CNMV.

PRINCIPIO DE SENCILLEZ

Para completar la puesta al día de la Ley del Mercado Valores, el presidente de la CNMV sugiere nada menos que un cambio del espíritu de la ley. 'Debe cumplir con el criterio de sencillez'. Es decir, regular principios y dejar los detalles para normas menores.