'Telecos'

Abertis compra el 65% de Axión, su principal rival en transporte de tv

Abertis Telecom se convierte en el único operador de ámbito nacional en el negocio del transporte de señales de televisión, tras anunciar ayer la compra del 65% en su principal competidor, Axión, filial de la francesa TDF. La operación asciende a 104 millones. Sólo cuatro redes autonómicas disputarán el mercado a la empresa catalana.

Abertis compra el 65% de Axión, su principal rival en transporte de tv
Abertis compra el 65% de Axión, su principal rival en transporte de tv

La filial de telecomunicaciones del grupo de infraestructuras Abertis anunció ayer que ha suscrito un principio de acuerdo para adquirir el 65% que la sociedad francesa TDF posee en el capital de Axión, el segundo operador español de transmisión de señales de televisión, cuya principal implantación ha quedado reducida en los últimos tiempos al territorio andaluz.

El pacto económico fija el valor de la citada participación del 65% en 104 millones de euros. Este precio supone un múltiplo en torno a 11,3 veces el Ebitda de 2007, 'en línea con las últimas operaciones del sector', según explican fuentes de Abertis.

Dada la posición de control casi completo que Abertis adquiere sobre esta actividad en España, la aprobación definitiva de la operación estará sujeta 'al visto bueno de las autoridades de Competencia y a la renuncia de los derechos de adquisición preferente del resto de socios de Axión', según informó la compañía de origen catalán en el comunicado remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación de compra tendrá que ser autorizada por Competencia

ABERTIS 18,36 0,00%

Hasta la fecha, el accionariado de Axión estaba compuesto por la citada TDF con un 65%; por la sociedad pública vinculada a la Junta de Andalucía, Sandetel, con un 23% y, finalmente por las cajas de ahorro Unicaja y Cajasol, con un 12% cada una.

Axión gestiona un total de 549 emplazamientos para la difusión y distribución de señales audiovisuales, la mayoría de ellos ubicados en Andalucía para dar servicio, fundamentalmente, a los canales de televisión autonómicos del grupo Canal Sur.

La todavía participada por TDF comenzó su andadura en España hace poco menos de 10 años, tras adquirir la red de distribución de señales de la Cadena Ser. Durante el tiempo transcurrido Axión ha intentado convertirse en el principal contrapunto de Abertis para el sector en el transporte de señales de TV en todo el territorio español.

Estuvo a punto de conseguir su propósito tras firmar sendos acuerdos con dos cadenas de ámbito nacional para protagonizar sus planes de extensión de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Posteriormente, sin embargo, ambas cadenas decidieron ampliar la cobertura de sus planes y Abertis se hizo con esos contratos tras dejar en la cuneta a la propia Axión tras una disputada licitación.

A día de hoy Abertis Telecom dispone, con más de 3.200 centros, de la primera red de emplazamientos en España para la difusión y distribución de señales audiovisuales. Monopoliza la implantación de la Televisión Digital Terrestre en España y lidera los planes para extender los servicios de TDT también al mundo de la telefonía móvil.

Fuentes cercanas al grupo de origen catalán han señalado que tienen plena confianza en que las autoridades de Competencia den su visto bueno a la compra del 65% de Axión, a pesar de que la posición de Abertis en esta actividad es de un dominio aplastante. Este optimismo se apoya en la filosofía que ha desarrollado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT, para garantizar la competencia en este sector por la que se obliga a los operadores dominantes a mantener sus redes de señales accesibles a cualquier competidor que entre en el mercado en condiciones de igualdad y transparencia.

Cuatro redes autonómicas, las únicas competidoras

Tradia, la red de señales de televisión que nació al calor del desarrollo de la televisión autonómica catalana, ha terminado por convertirse en la infraestructura dominante para este negocio en toda España. Su dueño, Abertis, consiguió primero hacerse con Retevisión, la red de señales que originariamente fue de Radiotelevisión Española y después fue la base de la creación del grupo Auna. En diciembre del año pasado Abertis se hizo con el 28,4% de la sociedad española de satélites Hispasat. Ahora toma también el control de Axión y ya sólo le quedan como competidores cuatro infraestructuras vinculadas al desarrollo de diferentes televisiones autonómicas: Retegal en Galicia, Itelazpi en el País Vasco, Telecom Castilla-La Mancha y las infraestructuras de distribución de las señales de la valenciana Canal Nou.

Por otra parte, Eutelsat, la sociedad de satélite europea en la que Abertis tiene el 32%, ha nombrado a Ignacio González-Núñez como director de Gestión de Riesgos, una unidad de nueva creación que se ocupará de la identificación y prevención de contingencias en todo el grupo.