Valor

Renovables cumple seis meses en Bolsa con una caída del 17%

El balance de la principal OPV de la Bolsa española en 2007 arroja de momento unos pobres resultados. A los seis meses de su estreno, Renovables acumula una caída del 17% tras cerrar ayer a 4,41 euros.

Cuando se cumple un semestre de la salida a Bolsa de Iberdrola Renovables, que tuvo lugar el 12 de diciembre, el comportamiento de esta empresa se podría decir que ha defraudado a los inversores. Pese a que se optó en la colocación por la parte baja de la banda de precios -5,30 euros-, sus acciones caen un 17% desde su estreno en el mercado y un 21,9% en el año. Ayer concluyó además el lock up, periodo en el que los colocadores -Iberdrola, en este caso- se comprometen a no bajar su participación.

Varios son los factores que destacan los expertos para explicar esta evolución, pero la crisis bursátil general es el que adquiere más fuerza y, en menor medida, cierta inseguridad en Estados Unidos, el país de más peso en sus planes de futuro. 'Todo el sector de renovables lo está haciendo peor en 2008 que en el año anterior, pero en el caso de la energía eólica no existen las incertidumbres normativas en España que afectan a la solar. Su problema aquí no es regulatorio', señala Miguel Sánchez, de Inverseguros.

Estima, más bien, que la atmósfera actual de las Bolsas no es la más apropiada para una compañía que tiene todavía en cartera la puesta en marcha de la mayor parte de sus proyectos. 'No obstante, está llevando a cabo los objetivos de instalación de megavatios y creo que cumplirá con sus previsiones para 2008. Pero el mercado está ahora reticente con las empresas que están en fase de desarrollo', añade.

Otros analistas manifiestan que a Renovables le ha castigado en las últimas semanas la salida de hedge funds y fondos con estrategias especulativas que habían tomado posiciones al calor de una eventual opa de EDF sobre Iberdrola y, por tanto, sobre su filial de energía verde.

Sin embargo, la mayor parte de los expertos no es negativo con el valor en el medio y largo plazo. Merrill Lynch y HSBC están neutrales, mientras que Ahorro Corporación y BBVA aconsejan comprar. Desde Dresdner se opta por añadir. Del conjunto de analistas consultados por Bloomberg, un 52,38% está a favor de adquirir; un 38,10%, por mantener y un 9,52%, por vender.

La ventaja del liderazgo

Desde Dresdner Kleinwort destaca otras cualidades: ser el líder mundial de energías renovables y contar con la más diversificada cartera de activos. Javier Suárez, de la entidad alemana, añade el rápido crecimiento de sus principales mercados: España, EE UU y Reino Unido. Los analistas de Macquarie Research señalan que en esa nación -la gran apuesta de Iberdrola Renovables- las oportunidades son muy amplias, pese a su posición ambigua respecto al Protocolo de Kioto. Y no detectan riesgos financieros significativos. Renta 4 recomienda sobreponderar tras el acuerdo alcanzado con General Electric, que consiste en la compra de aerogeneradores en EE UU, que le permitirá aumentar allí su potencia instalada en 2.000 megavatios por año hasta los 13.600 megavatios en 2010.